Público
Público

Dimite la edil de Pozuelo imputada en la ‘Gürtel’

El juez imputa a Yolanda Estrada prevaricación y cohecho

Á. VÁZQUEZ

El alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Gonzalo Aguado, aceptó este martes la dimisión de todos sus cargos de Yolanda Estrada, después de que el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira la imputara los delitos de prevaricación y cohecho por su presunta participación en la trama de corrupción desarticulada en el caso Gürtel.

Pese a que el nombre de la hasta este martes concejala de Presidencia y Mujer de Pozuelo aparecía ya en los autos del primer instructor del caso, Baltasar Garzón, su imputación formal en la causa se hizo de rogar. El juez Pedreira no la citó en esa condición hasta el jueves pasado. Tras tomarle declaración concretó las acusaciones que pesan sobre ella en los delitos de prevaricación y cohecho.

Su participación en la trama corrupta se remonta a su etapa como concejala de Obras, siendo alcalde el también imputado Jesús Sepúlveda. Ella era el contacto que la red de empresas de Francisco Correa utilizaba en Pozuelo. La imputada Felisa Isabel Jordán, que fue administradora de algunas de las sociedades del grupo, declaró que era a Estrada a quien tenía que dirigirse en las negociaciones con el municipio madrileño, según le había indicado el considerado lugarteniente de Correa, Pablo Crespo.

Además, en las pesquisas policiales se detectó que había adquirido un vehículo de gama alta, un BMW X3, por 42.000 euros, cantidad que pagó en efectivo.

Aunque las resoluciones de Garzón hicieron dimitir a Sepúlveda, su sucesor en el cargo, mantuvo a Yolanda Estrada en el Ayuntamiento y la ascendió de la séptima Tenencia de Alcaldía a la quinta.

Tras conocerse su imputación la semana pasada, Estrada puso sus cargos a disposición del alcalde, quien terminó aceptando su dimisión, informa Efe. Además de las dos concejalías, Estrada se ocupaba de la secretaría de la Junta Local de Gobierno y de las áreas de Cultura, Relaciones Institucionales y Protocolo.

El PSOE reclamaba su dimisión desde que se conoció que comparecería como imputada ante el instructor del caso Gürtel en el TSJ de Madrid.

Nada más abandonar la sede judicial, Estrada se dirigió a los medios de comunicación para proclamar su inocencia y recordar las consecuencias que una imputación judicial tiene para un político. "Para mí esto puede suponer la suspensión de mi sueldo, de vivir de mi sueldo, y de una manera fea. Yo tengo la conciencia muy tranquila, soy inocente, no he hecho absolutamente nada más que mi trabajo", aseveró.

Hizo hincapié en que nada más conocer su imputación, puso sus cargos a disposición del alcalde para no perjudicar al PP. Además, defendió la honradez de las personas que se dedican a la política. "No somos corruptos; puede haber personas que cometan delitos, sean políticos o no, pero ejercemos una actividad pública y estamos ahí expuestos a que pasen esas cosas", destacó.

Su abogado, José Ángel González Castro, anunció que solicitará al juez Pedreira el archivo de las actuaciones, al entender que hay una "ausencia absoluta de participación" de su cliente en hechos penalmente relevantes.

El Comité de Dirección del PP de Madrid celebra hoy la primera reunión de 2010. Fuentes del partido aseguraron que uno de los temas a tratar será el de Estrada, que no sólo podría perder sus cargos, sino que también se enfrenta a una posible suspensión de militancia.