Público
Público

Educación cambia los temarios de las plazas de maestros

Wert ordena la vuelta a algunos contenidos antiguos regulados en 1993, para trastorno de los aspirantes

DIEGO BARCALA

El Ministerio de Educación ha decidido cambiar por sorpresa las condiciones del examen de acceso al profesorado de Primaria, Secundaria y Formación Profesional del presente año sin avisar a los opositores. El Gobierno justifica que para avanzar en la estrategia de "seleccionar a los mejores" docentes es necesario sustituir los temarios aprobados en noviembre del pasado año por los anteriormente vigentes, diseñados entre 1993 y 2007.

El departamento del ministro José Ignacio Wert publicitó la derogación de los nuevos temarios que las academias ya habían incluso vendido a sus alumnos a través del BOE de ayer. "Es notoria la intención del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de acometer una revisión del sistema de acceso a la función docente, que permita atraer a la docencia a los mejores profesionales, primando el mérito y la capacidad", justifica la orden.

Andalucía: "Ahora entendemos las amenazas para no convocar plazas"

La medida sólo afecta a Andalucía y Euskadi, las comunidades autónomas que, saltándose la recomendación del Ministerio de Educación, han convocado plazas para docentes en 2012. La Consejería de Educación de Andalucía, que ha convocado 2.389 plazas, criticó duramente la orden "unilateral" de Wert. "El PP gobierna bajo la coacción y la amenaza, y ahora entendemos las advertencias que el ministro lanzó a los distintos responsables autonómicos para que se replantearan convocar oposiciones", añadió la secretaria regional de Educación del PSOE de Andalucía, Araceli Carrillo.

"En el actual marco de austeridad y restricción del gasto, la gran mayoría de las administraciones educativas han aceptado la recomendación del Ministerio que, tomando en consideración las restriccio-nes presupuestarias y aduciendo razones de eficiencia, propuso acumular las plazas correspondientes a la oferta de empleo público de 2013", añade la orden del BOE. Los gobiernos de Canarias y Madrid, también negocian la posibilidad de convocar plazas ateniéndose al decreto del ajuste presentado por el Gobierno el pasado 30 de diciembre que impide reponer en 2012 más del 10% de las jubilaciones.

El Ministerio justifica que se trata de "seleccionar a los mejores"

La decisión de Wert fue duramente censurada por el Gobierno vasco. La consejera de Educación, Isabel Celaá, expresó su "malestar" por la "omisión" de información por parte del ministro pese a que se celebró una conferencia sectorial con presencia de todas las comunidades "hace apenas 12 días". "Supone una falta de respeto no sólo hacia los consejeros presentes en la conferencia sino hacia los opositores que ya hayan empezado a preparar los exámenes", añadió.

La Federación de Enseñanza de UGT criticó que algunos de los decretos que desde ayer vuelven a estar en vigor regulan los temarios con criterios de hace más 19 años. "Es absurdo, sólo se justifica esta decisión por un afán del equipo del Ministerio por volver a todo lo anterior y borrar todo lo que se haya hecho", denuncia el secretario de Enseñanza Pública y Formación Profesional del sindicato, Antonio Heredero.

En noviembre del pasado año se regularon los temarios de las oposiciones para adaptar los exámenes de acceso a la función docente a la LOE. Con la orden de ayer, Wert retrocede a los temarios anteriores que obedecen a criterios de la LOCE, la ley que el PP aprobó con la ministra Pilar del Castillo en el segundo Gobierno de Aznar. Lo hizo sin el consenso de la oposición, gracias a la mayoría absoluta de la que gozaba aquel Ejecutivo.

La modificación de los temarios es "provisional" hasta que el Ministerio de Educación diseñe un nuevo decreto de acceso a la función docente, tal y como avanzó el ministro la pasada semana durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados. Fuentes de Educación negaron que exista un plazo para la aprobación de ese nuevo acceso al profesorado.

"Además de ocasionar un gasto innecesario a muchos opositores, que se ven obligados a comprar los nuevos temarios, arroja por la borda muchas horas de trabajo y el esfuerzo de varios meses de estudio, pues la gran mayoría de los aspirantes empezaron a prepararse a raíz de la publicación en noviembre de 2011 de los temarios ahora derogados. En una época de enorme angustia por la falta de empleo, ni los opositores ni sus familias se merecen una decisión como esta", denunció en un comunicado la Federación de Enseñanza de CCOO. Los sindicatos conservadores CSIF y ANPE también protestaron por la decisión.

Más noticias de Política y Sociedad