Público
Público

España aceptará un pacto sobre el Sáhara "cualquiera que sea"

Jiménez dice en la ONU que no propondrá nada más allá de pedir un acuerdo entre las partes

ISABEL PIQUER

España no quiere imponer, ni tampoco proponer, ninguna solución en el Sáhara Occidental. Aceptará un acuerdo "cualquiera que sea, siempre y cuando" lo hayan negociado las dos partes, dijo ayer en la ONU la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, tras un encuentro con su secretario, Ban Ki-Moon. Marruecos y el Frente Polisario concluyeron este domingo otra ronda de conversaciones en Nueva York para confirmar que siguen negociando, sin objetivo a la vista.

Jiménez reiteró que Madrid respalda toda solución fruto del diálogo, hasta ahora escasamente fructífero, entre los dos enemigos. De momento, las partes acordaron volver a reunirse en marzo sin haber avanzado en sus esfuerzos.

España siempre ha tenido "una política constructiva de apoyo" a las partes negociadoras, recordó la ministra. Lo importante, subrayó Jiménez, es "poner sobre la mesa" todas las opciones posibles, aunque reconoció que no era "fácil" pensar en una solución a corto plazo.

El Sáhara fue uno de los temas que Jimenez abordó en su primer viaje a Estados Unidos como ministra, desde que relevó a Miguel Ángel Moratinos al frente de la diplomacia española. Y, sobre este tema, habló también ayer con el enviado especial de Ban Ki-Moon para el Sáhara, Christopher Ross. Jiménez le vio "con muchas ganas" de alcanzar una solución. Ross, dijo la ministra, es capaz de crear "un clima de entendimiento" porque es "un diplomático experimentado".

Acompañada por la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, la titular de Exteriores empezó sus encuentros diplomáticos con un desayuno con la secretaria general adjunta de la entidad de género ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, a quien reiteró el respaldo de España.

Su periplo estadounidense le lleva hoy a Washington, donde se entrevistará, entre otros, con la secretaria de Estado, Hillary Clinton. Con ella abordará "una agenda muy amplia", anticipó ayer en rueda de prensa, en la que figuran, además del Sáhara, la evolución de la situación política en Túnez y América Latina. Las dos responsables prevén hablar de Cuba y de la posibilidad de que el régimen castrista prosiga las reformas y libere a más presos.

En el plano bilateral, Jiménez le expresará a su homóloga el deseo de fortalecer la relación con Estados Unidos en todos los ámbitos, en especial en el económico y comercial.

La ministra también se interesará por el caso de María José Carrascosa, una valenciana que cumple condena en una prisión de Nueva Jersey condenada a 14 años por un litigio con su ex marido por la custodia de su hija. 

Más noticias de Política y Sociedad