Público
Público

España corteja a Latinoamérica para aliviar la crisis

La creación de empleo y la expansión de las pymes centrarán el debate de la XXII Cumbre Iberoamericana que comienza este viernes en Cádiz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La XXII Cumbre Iberoamericana comienza este viernes en Cádiz con la presencia de dieciséis jefes de Estado, que tendrán como eje de sus debates la crisis económica en general y, en particular, la situación de la eurozona, así como el importante papel que América Latina puede jugar para la recuperación.

Con el 200º aniversario de la Constitución de Cádiz como símbolo, la ciudad andaluza recibirá a los jefes de Estado de una Latinoamérica que también está celebrando su propio bicentenario: el de la culminación de los procesos de independencia con respecto a España.

Y las tornas han cambiado también hoy. Si en los años anteriores era España la cortejada, hoy es la antigua metrópoli la que tiene que esforzarse para colocar sus inversiones en unos países cada vez más fuertes con respecto a una eurozona en crisis.

Seis jefes de Estado, entre ellos Hugo Chávez y Cristina Fernández, no asistirán a la cumbre

Además, el ascenso de una izquierda cada vez más potente está cristalizando en procesos de cohesión regional como el UNASUR, el ALBA o la CELAC, lo que sitúa a América Latina en una posición de fuerza con respecto a la UE.

En este contexto, seis son las ausencias de jefes de Estado. Han excusado su presencia por enfermedad la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y el de Uruguay, José Mújica, y tampoco asistirán los de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Raúl Castro, respectivamente.

Federico Franco, el presidente paraguayo, no acudirá para no entorpecer la presencia de otros países que le han vetado en organizaciones latinoamericanas tras la destitución de su predecesor, Fernando Lugo; y el jefe de Estado guatemalteco, Otto Pérez, no viajará tras el terremoto que ha sufrido su país.

El Gobierno español está muy satisfecho por las asistencias confirmadas, ya que superan las de cumbres anteriores, pero subraya que lo importante es el contenido de los debates.  En ellos se hablará de la crisis, de la evolución que están siguiendo los países de la zona euro y de la oportunidad que para ellos representa en estos momentos una región como América Latina.

La cumbre busca crear empleo, impulsar el desarrollo y fomentar la expansión de las pymes españolas

El rey Juan Carlos será por tercera vez anfitrión de una cumbre de estas características, en la que se estrena el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en una entrevista con motivo de la cumbre, subrayó que España puede ser 'eje vertebrador' de las inversiones de los países europeos en Latinoamérica.

En ese marco de relaciones UE-América Latina, en la cumbre participarán como invitados la alta representante de la UE para la política exterior, Catherine Ashton, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

La cumbre de Cádiz, que tiene como lema 'Una relación renovada', debatirá sobre la necesidad de establecer sinergias en la comunidad iberoamericana para crear empleo, impulsar el desarrollo de infraestructuras y fomentar la expansión internacional de las pymes como motor de crecimiento.

Algunos de los mandatarios latinoamericanos comenzaron a llegar el jueves a Cádiz y el resto lo harán hoy. Todos ellos estarán presentes en la inauguración oficial de la cumbre en el Gran Teatro Falla.

Pero la foto de familia será un poco antes, en el Oratorio de San Felipe Neri, donde hace doscientos años fue proclamada la primera constitución española y latinoamericana, conocida como 'la Pepa'.

Más noticias en Política y Sociedad