Público
Público

España es un "hotel de lujo" para los mafiosos

Un experto en mafia traza el atlas de los clanes en nuestro país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las mafias italianas se encuentran cómodas en España. Nuestro país es uno de los refugios favoritos de los capos que huyen de Italia, un centro estratégico para el negocio de la droga, y un lugar excelente para comprar pisos y restaurantes que sirvan para blanquear dinero. Pero es que, además, los mafiosos ven las cárceles españolas como hoteles de lujo desde los que pueden seguir dirigiendo sus negocios.

Lo cuenta con gran detalle el ex presidente de la Comisión antimafia del Parlamento Italiano, Francesco Forgione, en un libro de próxima publicación en España, Mafia Export. Una información que ayer confirmó en Roma el fiscal de la Dirección Nacional Antimafia, Alberto Cisterna, que añadió que los mafiosos prefieren ser detenidos en España por la menor dureza de las leyes respecto a Italia.

Un tercio de los fugitivos detenidos fuera de Italia en los últimos diez años (44 de 149) se hallaba en España. Este dato muestra su predilección por el territorio español, pero también la buena disposición a colaborar y la eficacia de las fuerzas de seguridad españolas.

En realidad, el problema está en agujeros legislativos como la libertad de movimiento en las cárceles, o los obstáculos de las autoridades para extraditar a capos que se enfrentan a prisión perpetua en Italia, dado que en España la condena máxima es de 30 años.

Además, se sigue viendo a la mafia como un fenómeno foráneo, a pesar de que sus miembros han comprado pisos y villas que, sólo en la Costa del Sol, acaparan 50 kilómetros de costa.

'Allí, en España, la cosa es muy distinta', ha declarado el mafioso Maurizio Prestieri, recoge el libro. 'Cuando me detuvieron, me dije: Y entonces, ¿en qué consiste la cárcel? Podía verme con mi mujer, incluso a solas, hablar por teléfono con mi tarjeta y luego comprar la de los pobres mindundis africanos. Me parecía una ciudad de vacaciones'.

El fiscal Cisterna contó a Público otra anécdota que ilustra la situación, como la vez que acudió a una prisión española para entrevistar a un arrepentido y se encontró que había cambiado de opinión: acababa de entrar en la cárcel un nuevo capo que le amenazaba a él y su familia si se decidía a hablar.

En España, la mafia trafica con drogas y blanquea dinero comprando casas

'Para la política española, obligada durante décadas a luchar contra la violencia terrorista, la lucha contra la criminalidad mafiosa no ha representado una prioridad. No existen normas específicas para combatirla; el secuestro de bienes y del patrimonio criminal es muy complejo y el régimen carcelario es uno de los más permisivos de toda Europa', cuenta Forgione. 'La vida del fugitivo no es difícil, y tampoco lo es empezar actividades económicas y comerciales de cobertura, reciclar dinero, invertir en el turismo y el mercado inmobiliario'.

Por primera vez, Forgione publica una relación completa de todas las familias mafiosas que operan en España y en otros países del mundo. Un atlas que muestra cómo las familias calabresas de los Maesano-Paviglianiti-Pangallo, que operan en Palma de Mallorca, los Trimboli-Marando en Málaga, los Priomalli-Molè-Gioia Tauro en Barcelona, y los Pannunzi en Madrid, entre muchos otros.

La Camorra también tiene una enorme cantidad de familias operando en el territorio: el clan Alfonos-Nino-Nola en Toledo, la Alleanza de Secondigliano en Valdemoro (Madrid) y Girona, los Muzzoni en Málaga, o los Licciardi en Barcelona.

Más noticias en Política y Sociedad