Público
Público

España y Francia acuerdan hoy la conexión eléctrica

El Gobierno de Zapatero cede y rubrica hoy un pacto para que la línea de muy alta tensión pase soterrada unos 50 kilómetros por los Pirineos 

PÚBLICO

La interconexión eléctrica entre España y Francia pasará soterrada por los Pirineos en un trazado de 50 kilómetros. Así lo pactarán hoy los gobiernos de España y Francia en un encuentro de alto nivel que tendrá lugar en Zaragoza, y que prevé, entre varias reuniones, un encuentro entre el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el primer ministro francés, François Fillon.


La línea de muy alta tensión (MAT) tendrá unos 200 kilómetros de longitud, desde desde Sentmenat (Barcelona) hasta el municipio francés de Baixàs, cerca de Perpinyà. El tramo soterrado discurrirá entre Santa Llogaia (Girona) y Baixàs, y está previsto que entre en servicio en 2011. Hace tan sólo un año, los dos países habían fijado como fecha límite para la interconexión el año 2010. Pero, pese a tratarse de una infraestructura estratégica para la Unión Europea, la oposición de los ayuntamientos por donde pasará ha complicado mucho las cosas.


Con el acuerdo final, España cede a su idea inicial de que la línea discurriera por cableado aéreo, ante las exigencias de soterramiento que puso Francia como condición para negociar. La solución de soterrar la línea, sugerida posteriormente por el propio coordinador para la interconexión Mario Monti, que fue nombrado como mediador ante las dificultades de acuerdo, responde a las protestas de los municipios de la frontera francesa y catalana.

Se mantiene la oposición
Sin embargo, la solución no satisface a los municipios de Girona que se han movilizado contra la MAT. CiU volvió a reclamar ayer al gobierno que "sea más sensible con el territorio" y se contemple la posibilidad de soterramiento en los trazados en los que los estudios de impacto ambiental lo consideren conveniente.

Por contra, el Colegio de Ingenieros de Catalunya, la Comisión Nacional de Energía y las compañías eléctricas se han posicionado en contra de cualquier soterramiento, porque de esta forma la línea deberá ser de corriente continua, en vez de alterna.

En la reunión hispano-francesa, la segunda de cooperación transfronteriza desde la de octubre de 2005, también se tratará el futuro pacto europeo sobre inmigración y la cooperación transfronteriza en educación, investigación y el desarrollo de infraestructuras.

Más noticias de Política y Sociedad