Público
Público

Un exsecretario de Estado de Aznar declara al juez que el problema de Bankia fue el ladrillazo

Serra Peris destaca que Rato le dijo personalmente que dimitía por haber perdido la confianza "de las autoridades"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Manuel Serra Peris, exsecretario de Estado de Industria y Energía (1998-2000) en la etapa de Gobierno de José María Aznar, declaró este lunes como imputado ante el juez instructor del caso Bankia, y destacó que el problema de la entidad fue la digestión de la crisis inmobiliaria desatada a partir de 2008, segun han informado fuentes jurídicas.

Serra Peris fue consejero de Bankia desde junio de 2011 hasta el 25 de mayo de 2012, donde además ocupó el cargo de presidente de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones. Previamente tuvo plaza en el Consejo de Banco Financieros y Ahorros (BFA), matriz de Bankia. En 2011 cobró 125.000 euros de Bankia, 80.000 euros como consejero y otros 25.000 por presidir la Comisión citada. El compareciente defendió su voto a favor de las cuentas de la entidad de 2011, aprobadas inicialmente en marzo de 2012, porque coincidían con todos los informes trimestrales que se habían ido publicado el año anterior, de modo que no levantaron en él ninguna sospecha o duda. En ese balance se declaraban beneficios por valor de 305 millones de euros, y esas cuentas debieron ser reformuladas en mayo de 2012, cuando pasaron a dar unas pérdidas de 2.900 millones.

Serra Peris admitió que conoció que la auditora planteaba salvedades en las cuentas en abril de 2012, aunque no por vía oficial sino por comentarios oficiosos. Sobre la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia en mayo de 2012, señaló que el exvicepresidente del Gobierno también con Aznar se lo comunicó personalmente, dando como razón el haber perdido 'la confianza de las autoridades', sin especificar si se refería al Gobierno, al Banco de España o a los dos.

Este exconsejero asoció el agujero de Bankia al problema del ladrillo, y detalló que en el balance figuraban 75.000 inmuebles valorados en 23.000 millones de euros. Añadió que el motivo del desastre fue pretender aplicar un plan de saneamiento (aprobado en abril de 2012) de forma muy acelerada, pese a que el problema inmobiliario se arrastraba desde 2012. En su opinión, era aplicar 'una cura de caballo' y provocaría la pérdida de valor de las acciones, como realmente ocurrió.

Antes que Serra Perís declaró ante el juez el exconsejero de Bankia Antonio Tirado, exalcalde de Castellón por el PSOE pero mantenido en el Consejo de la caja valenciana Bancaja por el PP. En materia retributiva, dijo haber cobrado 115.000 euros de BFA y 119.000 de Bankia, según fuentes jurídicas. Tirado atribuyó la variación de las cuentas de marzo a mayo de 2012, cuando pasaron de declarar beneficios de 305 millones a pérdidas de casi 3.000 millones, a circunstancias sobrevenidas como el deterioro de la economía y el aumento de la morosidad.

Por último Atilano Soto, expresidente de Caja Segovia y también exconsejero de Bankia, señaló que la petición de rescate de 19.000 millones de euros en mayo de 2012 se aprobó por un ejercicio 'inmenso' de responsabilidad y como mal menor. Dijo haber cobrado 89.000 euros de Bankia y otros 12.000 por Caja Segovia, aunque, según la acusación particular en nombre de UPyD, ha cobrado otros 112.000 euros por su cargo en Segovia 21, sociedad participada por la caja segoviana.

Más noticias en Política y Sociedad