Público
Público

Fernando Valdés, un catedrático crítico con la reforma laboral

Apoyo la huelga general convocada por los sindicatos del 29 de marzo y participó en el programa electoral del PSOE de 2004.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social Fernando Valdés Dal-Ré, que será designado magistrado del Tribunal Constitucional por el Congreso, no ha ocultado sus críticas a la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP y respaldó la huelga general del pasado 29 de marzo.

Valdés (Valladolid, 1945) es inspector de trabajo y doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y ha sido Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de las Universidades de Salamanca y Valladolid, siéndolo actualmente de la Complutense de Madrid.

Es además profesor asociado de las Universidades de Paris X (Nanterre) y de Lyon 2 (Lumière) y ha impartido cursos de doctorado en distintas Universidades europeas (Amberes, Ferrara, Montpellier, Siena y Venecia) como de Iberoamérica (Buenos Aires, Católica de Lima y José Simeón Cañas, de El Salvador).

Su designación como magistrado supondrá su retorno al Constitucional, donde fue letrado entre 1983 y 1985.

También fue director general del Servicio Jurídico del Estado (1986-1990) y Consejero de Estado durante ese mismo período, así como presidente de la Comisión que elaboró el anteproyecto de texto Refundido de la Ley de Procedimiento Laboral.

El pasado 24 de marzo participó en Madrid, junto a representantes de los ámbitos de la cultura, la educación y el espectáculo, en un acto de respaldo a la huelga general convocada por los sindicatos mayoritarios para el día 29 de ese mes contra la reforma laboral convocado bajo el lema 'Quieren acabar con todo'.

Además, en distintas intervenciones en medios de comunicación ha criticado la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, al entender que se ha optado por un modelo con despido flexible y barato inédito en los principales países europeos.

Antes de 2004, participó junto al también catedrático Santos Ruesga y al luego ministro de Trabajo Valeriano Gómez en la coordinación del programa electoral del PSOE en Economía, Trabajo y Pensiones con el que José Luis Rodríguez Zapatero se presentó a sus primeras elecciones, de las que saldría elegido presidente del Gobierno.