Público
Público

Garzón interviene también en el conflicto del Sahara

Declara la competencia de la Audiencia Nacional para investigar los delitos de genocidio y torturas

PÚBLICO.ES

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se ha declarado competente para investigar a trece responsables policiales marroquíes por delitos de genocidio y torturas contra el pueblo saharaui entre 1976, momento en el que se realizó una campaña de desapariciones en Smara, coincidiendo con el inicio de la ocupación del Sáhara, y 1987, por varios secuestros en El Aaiún.

En el auto, Garzón solicita ayuda a Marruecos, a través de una comisión rogatoria, para que se informe a los querellados de los hechos de los que se les acusa y si hay abierto algún procedimiento por los mismos crímenes. Entre los imputados destaca el general Hosni Benslimane, todavía jefe de la Gendarmería Real marroquí, quien fue galardonado por España con la Gran Cruz de Isabel la Católica en 2005, lo que motivó críticas de las asociaciones pro derechos humanos marroquíes.

La querella inicial, presentada en septiembre de 2006, se dirigía contra 31 altos cargos y responsables policiales marroquíes por el genocidio presuntamente cometido contra el pueblo saharaui desde 1975 hasta los años 90. En concreto trataba de esclarecer 541 desapariciones. La falta de concreción de las acusaciones y otros defectos formales, obligó a los querellantes a presentar un nuevo escrito el pasado día 23 dirigido sólo contra trece personas y por crímenes cometidos entre 1976 y 1987.

Campaña de 1976

Hosni Benslimane está acusado de ser "el superior que ordenó y dirigió presuntamente la campaña de detenciones y posteriores desapariciones en Smara en 1976" y, en concreto, de la desaparición de Mohamed Salem Uld Hamdi.

Por el secuestro el 20 de noviembre de 1987 a Djimi El Ghalia Abdalajhe están imputados Abdelhafid Ben Hachem, responsable de la Dirección General de la Seguridad Nacional, al que se considera uno de los principales implicados en los secuestros de El Aaiún. Se le acusa, además, de haber ordenado su tortura en una reunión celebrada en la casa del gobernador en febrero o marzo de 1988, en la que estuvo presente otro de los querellados, Ben Hima.

También se les imputan estas torturas a Ayachi, Brahim Ben Sami, Abdelaziz Allabouch y Hariz el Arbi, quien participó en muchas otras, como las sufridas por Mohamed Salem Bachir en dos ocasiones en 1983. Sanhaji Hamid asistió presuntamente a todas las torturas sufridas por los presos saharauis en El Aaiún.

Al comandante Abdelhak Lemdaour y a Dris Sbai se les imputa haber sido responsables de la gran campaña de detenciones de Smara, entre ellas, las de El Habla Lahbi Abdelah y Safia Mohamed Lamin Dadach, en 1976 en Erbaib, en la que también participó el imputado Amimi. A Lemdaour se le atribuye, además, la desaparición de Mohamed Salem Uld Hamdi.

Moustafa Hamdaoui, dirigente del cuartel de la Gendarmería en Tan Tan (Marruecos), torturó en 1981 a Zaigham Saleh, perteneciente al Grupo de los 6. Por último, Said Ouassou está acusado de varias detenciones hasta1978.

Más noticias de Política y Sociedad