Público
Público

El Gobierno aprueba la apertura de comercios "sin esperar a la licencia"

El Consejo de Ministros pone en marcha una medida que adelante el pago de impuestos a la concesión de permisos para la apertura de locales

PUBLICO.ES

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy, tras la reunión del Consejo de Ministros, que el Gobierno ha adoptado importantes medidas hacia el apoyo al comercio interior y la exportación.

El Consejo ha aprobado hoy un real decreto que, entre otros aspectos, regula la denominada "autolicencia exprés", un mecanismo que elimina el actual sistema de licencias municipales para abrir un negocio y que persigue ahorrar "tiempo y dinero" a los emprendedores. Se trata de una medida para los autónomos y pymes que consiste en la liberalización del comercio y determinados servicios, que supone un cambio completo de la relación entre los comerciantes frente a la Administración. Un plan de simplificación de la administración para cambiar por completo el sistema de trámites para abrir un local.

A partir de la aprobación de esta norma, una pyme o un autónomo en cualquier ayuntamiento "no tendrá que esperar a obtener la licencia de idoneidad para abrir un local, si no que tendrá que presentar una declaración responsable en el ayuntamiento y podrá abrir inmediatamente", ha aclarado la vicepresidenta. El objetivo es que los empresarios no tengan que estar "brazo sobre brazo" a la espera de la licencia y pierde "tiempo y dinero", según explicó.

La número dos del Ejecutivo indicó que se trata de una iniciativa de liberalización comercial que da "apoyo fundamental" a un sector que supone el 5% del PIB. Esta medida está pensada para establecimientos de menos de 300 metros cuadrados, "aunque la idea es poder ampliarlo a otros locales más grande", añadió. Se trata de una medida que busca "cambiar la cultura administrativa, agilizar y simplificar trámites, y apoyar a todos los emprendedores a los que hay que ponerles una alfombra roja por abrir un local en el momento que estamos viviendo", ha remarcado.

La vicepresidenta ha aprovechado su comparecencia para remarcar que la agenda internacional que está manteniendo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está sirviendo para afianzar la imagen de España en el mundo y la Unión Europea, apostando por las reformas, las garantías financieras y la estabilidad en el país. Sáenz de Santamaría ha aclarado que en la lista mundial de dificultades para abrir un negocio España ocupa el puesto número 45.

En un ejemplo práctico, la vicepresidente ha aclarado que para abrir una zapatería en España con la ley que hay hasta hoy un comerciante tenía que pedir una licencia, presentar un plan de obras para el local, si era necesario, esperar a que técnicos del ayuntamiento revisaran las obras y revisaran la idoneidad del local. Así, aún tenía que esperar a la resolución del expediente en el ayuntamiento para poder abrir el local y comenzar a tener ingresos.

Con el cambio de norma, ahora el comerciante sólo tendrá que realizar una "declaración responsable" al ayuntamiento y un proyecto de obra, si fuera necesario, y declarar que cumple con la normativa para la apertura de locales. Una vez realizado este trámita, ya podrá abrir su comercio y comenzar a tener ingresos. "Después vendrán los inspectores y decidirán si el local es idóneo y cumple con la ley", ha aseverado. "Así, si hay demora en el expediente, el comerciante podrá estar obteniendo ingresos y no solo gastos", remarcó.

Con respecto a la crisis en Bankia, Sáenz de Santamaría ha remarcado que el Gobierno apoyará las decisiones que tome esta entidad con la presentación de su plan de saneamiento y que contribuirá a sus sostenibilidad y ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos. La vicepresidenta ha insistido que cualquier decisión estará revisada por el FROB y el Banco de España. A partir de ahora, el Estado podrá "tomar decisiones" en el banco, ha asegurado, "con el objetivo de que cueste lo menos posible a los ciudadanos".

Santamaría evitó cifrar el dato definitivo de apoyo público que precisará la entidad, puesto que debe ser Bankia quien aporte la cifra tras reunir a su Consejo de Administración. "Hoy se reúne el Consejo de Administración de Bankia y hará públicos los planes de saneamiento que tendrán que ser analizados por el Frob y el Banco de España", explicó la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría quiso dejar claro que este apoyo financiero se realiza a través de aportaciones de dinero público pero que posteriormente se recuperará cuando el Estado venda su participación en Bankia y sea privatizada.

La vicepresidenta del Gobierno afirmó que el Ejecutivo "ni permite ni deja de permitir" la comparecencia del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en el Congreso de los Diputados para explicar la situación del sistema financiero y la nacionalización de Bankia.

Lo que también dejó entrever Sáenz de Santamaría es que el Ejecutivo no descarta, ni mucho menos, la creación de un gran banco público con las tres entidades nacionalizadas –Bankia, Catalunya Banc y Novagalicia Banco–. En los últimos días se ha barajado la posibilidad de que se suspendan las subastas visto el poco interés de los potenciales compradores. "Lo que el Estado hará es, en garantía de los derechos de los contribuyentes, es, de las distintas opciones, la mejor, la que menos cueste y la que sea más rentable para devolver a estas entidades a la normal actividad privada. Hay distintas alternativas", ha reseñado. En cualquier caso, ha añadido, las dos subastas hoy en marcha (Banco de Valencia y CatalunyaCaixa), "siguen adelante". 

Más noticias de Política y Sociedad