Público
Público

El Gobierno condecora a un bebé de 22 meses, primera víctima de ETA

La solicitud fue presentada por la madre de Begoña Urroz, muerta tras una explosión en el barrio donostiarra de Amara.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros ha aprobado conceder la Gran Cruz de la Real  Orden de Reconocimiento Civil a título póstumo a Begoña Urroz, la niña de 22 meses que fue asesinada por ETA en 1960 y considerada por la Ley de Víctimas del terrorismo como la primera víctima de la banda terrorista.

Según ha recordado en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la niña María Begoña Urroz Ibarrola falleció tras una explosión en el barrio donostiarra de Amara. La vicepresidenta ha explicado que su solicitud fue presentada por su madre amparada precisamente en la ley de reconocimiento de víctimas del terrorismo.

El atentado en el que falleció María Begoña Urroz tuvo lugar a las siete de la tarde del lunes 27 de junio de 1960. A esa hora se produjo la deflagación de una maleta incendiaria que había sido colocada en una consigna de la estación de Amara, en San Sebastián.

Jesusa Ibarrola Telletxea, madre de la niña asesinada, relató en 2010 al diario 'El País' como se produjo la muerte de su hija. 'Una tía mía, Soledad Arruti Etxegoyen, trabajaba en la consigna de la estación de Amara, en San Sebastián. Yo solía ir a ayudarla para ganarme unas pesetillas. Aquel día dejé a mi niña con ella mientras yo iba a un comercio cercano a comprarle unos zapatitos para ir a Navarra', relató la madre.

La vicepresidenta ha explicado que su solicitud fue presentada por su madre

'Cuando volví', añadía, 'había un lío tremendo. ¡Había estallado una bomba! Mi hija estaba abrasada y otras personas, entre ellas mi tía, heridas. Fue horrible'. La explosión afectó a María Begoña, que sufrió quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo. Otras personas también resultaron heridas, aunque no hubo más fallecidos.

Este atentado nunca fue reivindicado por ETA. No obstante, Ernest Lluch, exministro de Sanidad con Felipe González, investigó el caso y en el año 2000 publicó un artículo en el diario 'El Correo' en que sostenía que todo apuntaba a que la banda etarra fue la responsable de este crimen.

También apuntan esta autoría José Antonio Pagola, que fue vicario general de la diócesis de Guipúzcoa; Florencio Domínguez, periodista experto en terrorismo; y Rogelio Alonso y Marcos García Rey, coautores del libro 'Vidas Rotas', que recoge todos los asesinatos de la banda etarra.