Público
Público

El Gobierno elude aclarar su posición sobre el 'copago'

Gómez acusa al Ejecutivo de querer cambiar el modelo social 'acordado desde hace más de 30 años'. Mato garantiza una 'sanidad gratuita'

IÑIGO ADURIZ

Ni sí, ni no. Ni bueno, ni malo. El Gobierno evitó ayer aclarar su postura sobre el copago en los servicios públicos. La ministra de Sanidad, Ana Mato, no avaló pero tampoco rechazó las propuestas que han lanzado miembros de su partido como la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, o el murciano Ramón Luis Valcárcel, para incorporar tasas en servicios como la educación o la sanidad.

La ministra, en respuesta a una pregunta que le formuló el senador socialista Tomás Gómez en el Pleno de la Cámara Alta, se limitó a reiterar que el Gobierno 'va a garantizar una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad'.

'Nadie duda de que de la mano del PP el 'copago' llegará', sostiene Gómez

Gómez se interesó por la valoración del Ejecutivo sobre las propuestas lanzadas desde las filas conservadoras acerca del copago en determinados servicios públicos. Pero no obtuvo respuesta. Mato optó por echar balones fuera. Aseguró que propuestas en ese sentido se conocen 'desde todos los ámbitos ideológicos', y citó a la consejera catalana de Salud, a sus predecesoras en el cargo Leire Pajín y Trinidad Jiménez o al exministro de Presidencia Ramón Jáuregui.

El también líder de los socialistas madrileños aseguró en su turno de réplica que en el PP 'se escuchan voces que adelantan intenciones'. Recordó las declaraciones de la número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal, cuando apenas una semana antes de las elecciones anunció que iba a haber protestas cuando se conocieran los planes del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Y constató que esas movilizaciones ya se han producido.

Gómez consideró por todo ello que cuando en las filas conservadoras 'se escuchan voces' que hablan del copago en Sanidad, 'nadie duda en este país que de la mano del PP el copago llegará'. El líder del PSM aseguró que cuando Valcárcel 'habla del copago en la sanidad o en la educación' o cuando Aguirre 'habla de la retirada de 24 especialidades sanitarias', los españoles temen 'que se lleven por delante el sistema público'. Según él, el PP quiere cambiar el modelo social acordado 'durante más de 30 años'.

PSOE y PP ultiman el acuerdo para iniciar el debate de la reforma del Senado

'Nuestro sistema se basa en pagar según se tiene y en recibir según se necesita, y ustedes están buscando que se pague en función de lo que se necesita poniendo un impuesto a la enfermedad', le espetó Gómez a la ministra. El copago, concluyó el dirigente socialista madrileño, 'sólo es buena idea para quienes hicieron negocio con la vivienda y ahora quieren hacer negocio con la salud'.

Mato no pudo más que recurrir a Zapatero. 'No me hable de expolios porque el único que ha expoliado a la sociedad española es el Gobierno socialista que ha dejado cinco millones de parados', le dijo a Gómez. Pero siguió sin aclarar su postura respecto al copago. Lo único que dijo es que 'los españoles saben que están en buenas manos' y que 'pueden confiar en los gobiernos del PP'.

El tenso clima que se respiró ayer en el Pleno entre los grandes partidos podría tornarse hoy en consenso. Los grupos están a punto de dar el primer paso para iniciar un largo camino hacia la reforma de la Cámara Alta. El Pleno aprobará hoy, previsiblemente, una moción proponiendo la creación de una ponencia que estudie cómo llevar a cabo ese cambio de competencias.

El objetivo es conocer en qué casos podría convertirse el Senado en la cámara en la que se inicie el recorrido legislativo de determinadas proposiciones de ley.

En la moción que presentó el PSOE y que será objeto de debate esta misma mañana, los socialistas proponían que la Cámara Alta pudiera ser la instancia de primera lectura en 'las leyes marco, de transferencia o de delegación y armonización, en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas y en las leyes de contenido autonómico expresamente definidas en la Constitución'.

El PP ha presentado un texto alternativo, pero según explicaron fuentes parlamentarias, las negociaciones entre todos los grupos de la cámara están avanzadas y es más que probable que hoy se apruebe un texto de consenso. Su portavoz, José Manuel Barreiro, aseguró ayer que la iniciativa 'no debería plantear una dificultad para llegar a una posición de consenso'.

Más noticias