Público
Público

El Gobierno rectifica y envía a Cañete y Morenés al incendio de Valencia

Durante todo el día, la previsión oficial era que ninguno de los dos ministros se desplazaría a la zona afectada por los fuegos. Medio Ambiente argumentaba que la gestión y el seguimiento de este tipo de catástrofes corr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace tres días que se declaró el mayor incendio que se recuerda en España desde 1991. El jueves se observaban los primeros focos de fuego cerca del municipio valenciano de Cortes de Pallás y, un día después, se declaraba otro incendio en la misma provincia aunque un poco más al sur, en Andilla. A primera hora de este domingo el fuego seguía sin estar controlado y, según los cálculos de diferentes organismos, la superficie quemada podría oscilar entre las 20.000 y las 45.000 hectáreas. 

Pues bien, en todo este tiempo, el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, no ha ofrecido ninguna comparecencia pública, no ha realizado ninguna declaración para valorar la situación. Las fuentes consultadas argumentaban que 'la gestión y el seguimiento' de los incendios es una 'competencia asumida por las comunidades autónomas y sus consejerías' e insistían en que, en este caso, el departamento de Cañete no tiene 'ninguna responsabilidad' ante el desastre ecológico que está asolando uno de los pulmones del País Valencià. Desde Medio Ambiente recalcaban, sin embargo, que Cañete 'está en contacto permanente' con la Generalitat Valenciana y con la delegada del Gobierno en la comunidad, Paula Sánchez de León, que, decían, es la que solicita medios terrestres y aéreos al Ejecutivo central. 'Enviaremos lo que nos pidan', recalcaban desde el ministerio. Y señalaban algo más: no estaba en ningún caso previsto que el titular de Medio Ambiente viajara a Valencia. 

Así, la desaparición del ministro perduró todo el día. Hasta que por la noche, a las 21.28, Efe lanzó un teletipo en el que anunciaba un cambio de criterio del Gobierno. Una rectificación en toda regla: Cañete y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, sí viajarán mañana lunes a Valencia para conocer de cerca la situación de los incendios forestales. Ambos llegarán a la ciudad levantina a las nueve de la mañana y recorrerán la zona siniestrada, previsiblemente acompañados de Sánchez de León. Después, se trasladarán a Murcia para visitar la zona afectada por el incendio de Calasparra, agregó la Delegación del Gobierno en la capital murciana. Cañete tuvo por tanto que suspender el viaje que tenía previsto realizar mañana lunes a Londres para entrevistarse con su homóloga Carolina Spemman para tratar la reforma de la Política Agraria Común (PAC).

En Medio Ambiente reconocían que había habido un 'cambio de opinión'. 'Durante toda la tarde, el ministro tenía previsto mantener la agenda', confirmaban por la noche. Pero hacia las 21 horas, Cañete se puso en contacto con su Gabinete y les informó de que suspendía su viaje a Londres y se desplazaba finalmente a Valencia. ¿Por qué primero no era pertinente ir, y horas después sí? 'Todo el mundo puede cambiar perfectamente de opinión. Pero que la gestión y el seguimiento de los incendios es una potestad autonómica es así, está en la ley', alegaba un portavoz oficial.

Rubalcaba también se desplazará: 'Quiero estar cerca de los afectados'

Tampoco estaba previsto que se desplazara hasta allí Morenés, de quien dependen los efectivos desplegados de la Unidad Militar de Emergencias (UME), según habían explicado desde su Gabinete. Por tanto, doble marcha atrás en pocas horas.

Mañana también acudirá a la zona el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, según él mismo confirmó a través de su cuenta de Twitter. 'Quiero estar cerca de los afectados', escribió.

En los tiempos del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, varios miembros de su Gobierno se desplazaron hasta los lugares en los que se produjeron los incendios declarados. Esto es lo que ocurrió en mayo de 2011, cuando la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, viajó hasta Ibiza, donde el fuego estaba arrasando las montañas de Sant Joan. En 2005, también se desplazó hasta Guadalajara la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, después de que las llamas asolaran el noroeste de la provincia, si bien en esa ocasión la tragedia fue mayor, ya que fallecieron once personas que trabajaban en las labores de extinción del incendio. 

Más noticias en Política y Sociedad