Público
Público

El gobierno ultima el traslado de los presos de Altsasu a cárceles próximas a sus hogares

La medida ya había sido confirmada por integrantes del Ejecutivo a representantes políticos hace algunas semanas. Se prevé que los acercamientos a las prisiones de Zaballa (Vitoria) y Pamplona comenzarán en las próximas horas.

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 7

Pancarta en apoyo de la libertad de los ocho jóvenes condenados por una pelea de bar con dos guardias civiles | EFE

Una gota en medio del desierto. Tras permanecer en algunos casos más de 640 días en prisiones ubicadas a unos 500 kilómetros de sus hogares, los jóvenes de Altsasu condenados por la pelea de bar con dos guardias civiles sin uniforme serán trasladados a cárceles próximas a su pueblo. Según ha podido confirmar Público, la medida abarcará a los siete chicos encarcelados y se plasmará a lo largo de los próximos días.

Tras ser condenados a penas que oscilan entre los 9 y los 13 años de prisión por la reyerta nocturna del pasado 15 de octubre de 2016 en un establecimiento de la localidad navarra, los siete jóvenes aguardaban una respuesta a las peticiones de traslado que habían formulado sus abogadas. Tres de ellos –Oihan Arnanz, Adur Martínez de Alda y Jokin Unamuno- llevan encarcelados desde noviembre de 2016, mientras que otros cuatro -Julen Goikoetxea, Jon Ander Cob, Aratz Urrizola e Iñaki Abad- fueron enviados a prisión a principios de junio, luego de que se conociera la sentencia. La octava condenada, Ainara Urkijo, se encuentra en libertad debido a que su pena fue de dos años.

En ese contexto, el cambio de gobierno en Madrid ha abierto un nuevo panorama para los presos y sus allegados, quienes se veían obligados a realizar largos trayectos para cortas visitas. De hecho, la voluntad del nuevo Ejecutivo de facilitar los acercamientos de los condenados por la pelea de bar –quienes se encuentran diseminados en prisiones madrileñas- fue transmitida hace ya varias semanas por voces autorizadas del gobierno a representantes políticos. Este tema se mantuvo desde entonces bajo absoluta discreción.

De acuerdo a los datos recogidos por este periódico, los presos de Altsasu serán trasladados a las cárceles de Zaballa (Vitoria) o Pamplona, dependiendo de lo solicitado formalmente por cada uno de ellos a través de sus abogados. Según ha adelantado el portal informativo Naiz, Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea –presos desde comienzos de junio pasado- ya están en el módulo de ingresos de la prisión de Soto del Real, por lo que se preveía que su traslado a Zaballa sería inminente.

Caminos diferentes

En cualquier caso, los acercamientos de estos jóvenes no guardan relación con los pasos que el gobierno prevé dar en materia de política penitenciaria con los presos de ETA. Este tema corresponde a otra hoja de ruta marcada por el propio Ejecutivo, que se mantiene además en contacto con las principales asociaciones de víctimas. El fin de la dispersión aplicada contra los reclusos condenados por terrorismo se realizará de manera graduada e implicará, en una primera fase, a quienes sufren graves enfermedades o tienen más de setenta años. El número de presos en esa situación ronda la veintena.

Más noticias en Política y Sociedad