Público
Público

González niega haber favorecido a sus familiares

Asegura estar 'satisfecho' por el arranque de la investigación judicial y pide 'rectificaciones si las imputaciones son falsas'

M. J. GÜEMES

'En ningún caso se ha hecho una adjudicación por parte de ninguna entidad dependiente de mí a ninguna empresa en la que figure ninguno de mis familiares'. Esta fue la respuesta que ayer esgrimió Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, tras la reunión del Consejo de Gobierno regional.

El número dos de Esperanza Aguirre respondía así a la información publicada ayer por este diario en la que se señalaba que Pablo González y José Juan Caballero, hermano y cuñado del vicepresidente, habían entrado en noviembre de 2008 en el capital de Tecnoconcret, sociedad que recibió hace dos años la concesión para explotar un campo de golf en el barrio madrileño de Chamberí. La adjudicación la realizó el Canal de Isabel II, que preside el propio González.

Solicita comparecer voluntariamente ante la comisión de investigación

Interrogado por este tema, González comenzó diciendo que no sabía muy bien de qué le hablaban. Después dijo que se imaginaba que se trataba de una historia que no había tenido 'aún oportunidad de leer'. Pero, para no haberlo hecho, la relacionó de inmediato con otra que apareció en abril de 2007 en la revista Tiempo, y en la que obviamente no se informaba sobre compras de acciones de miembros de la familia González que se produjeron año y medio más tarde.

'Esa es una información ya muy vieja', comentó en dos ocasiones, mientras afirmaba que ya había dado 'explicaciones en su momento'. A pesar de las vueltas que le dio al asunto, Ignacio González no desmintió en ningún momento los datos aportados ayer por Público.

Otras implicaciones

No sabe explicar bien las funciones del ex policía Sergio Gamón

Pero no fue la única polémica de la que se desentendió. A González también se le preguntó qué le parecía que la galería de subastas Segre, que dirige su esposa Lourdes Cavero, hubiera vendido varias obras de arte a la Comunidad madrileña. 'Es imposible que conozca los millones de contratos y decisiones que se toman en la gestión de la Comunidad de Madrid', se defendió. Y añadió que, si la Consejería de Cultura había decidido hacer esas compras, tenía que ser dentro 'de la política que estaba llevando a cabo y en función de sus objetivos culturales'.

Y también sostuvo que desconocía que una bodega de vinos de Ribera de Duero en la que participa el gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, haya supuestamente vendido sus caldos al Gobierno regional: 'No tiene nada que ver con la actividad pública a la que me dedico. No tengo ni idea'.

González, eso sí, quiso aprovechar la ocasión para recordar que él había solicitado voluntariamente comparecer ante la comisión de investigación que comienza hoy en la Asamblea madrileña.

A su juicio todo es una campaña 'de echar velos de sospechas'

El portavoz del Ejecutivo regional se lamentó de que 'desgraciadamente', durante estos días, tanto él como sus compañeros hayan sido el principal objetivo de los medios de comunicación 'sin que nadie haya acreditado absolutamente nada'. En realidad, casi todas las revelaciones periodísticas están basadas en documentos, muchas veces públicos.

Pide responsabilidades

González cree que todo es una campaña 'de echar velos de sospechas'. Por eso afirmó que el más interesado en que se aclare todo es él, recordó que fue el primero en poner todo el caso en manos de la justicia y se mostró 'especialmente satisfecho' por el arranque de la investigación. González desea que ésta 'vaya muy rápido' y sirva para 'clarificar quién está detrás y con qué objetivos'. También pidió 'responsabilidades' en el caso de que se hubiera cometido alguna actuación ilícita y 'rectificaciones públicas' si se demuestran falsas 'las imputaciones tan graves que se han hecho'.

Como viene repitiendo desde el primer día, González dijo que no hay 'nadie más interesado' que él en la resolución de esta trama y que le parece 'estupendo' que toda aquella persona que pueda aportar algo lo haga. Y para este cometido valen también su presidente nacional, Mariano Rajoy, y su secretaria general, María Dolores de Cospedal. 'Sé de la disponibilidad de ambos', destacó.

Por último, se le pidió que explicara las funciones del ex polícia Sergio Gamón, a quien varias informaciones apuntan como uno de los presuntos cabecillas de la trama de espionaje. 'Creo que es algo así como coordinador del área de seguridad, que está adscrito a la Consejería de Presidencia y que tendrá las funciones que ésta le asigne', respondió de forma dubitativa.

Ignacio González aseguró que la noticia desvelada ayer por 'Público' era una “ información muy vieja” que ya había sido publicada en su día por ‘Tiempo’. Resulta sencillo comprobar que la versión del vicepresidente no se ajusta a la verdad. La información de la revista a la que se refiere González es de abril de 2007, mientras que este diario reveló ayer que un hermano y un cuñado del vicepresidente compraron acciones de la empresa Tecnoconcret el 10 de noviembre de 2008. Así que parece complicado sostener que en ‘Tiempo’ tuvieron la audacia de prever con año y medio de antelación las actividades empresariales de la familia González.

o es la primera vez que el número dos de Aguirre no cuenta la verdad. Cuando saltó el escándalo, González afirmó que no había adjudicado “nada” a las sociedades de Enrique Sánchez, el empresario con el que viajó a Suráfrica. ‘Público’ desveló que el Canal deIsabel II, empresa que preside González, le había adjudicado un contrato de 33 millones de euros a Segurisa y otro de 2,6 millones a Saminsa. Ambas compañías tienen como accionista mayoritario a Enrique Sánchez.

Más noticias