Público
Público

González proyecta un aeródromo a diez minutos de Eurovegas

Estará ubicado en el Suroeste de Madrid, entre los municipios de El Álamo y Navalcarnero, y se estima que comience su construcción en 2015.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid empezará a construir en 2015 un aeródromo al Suroeste de Madrid. Pese a que el Gobierno regional ha negado que Eurovegas  sea la razón  para su construcción, el aeródromo estará situado a diez minutos del complejo y supondrá una inversión cercana a los 230 millones de euros.

El Ejecutivo autonómico sacará en breve a información pública el Plan Director y el Informe de Sostenibilidad Ambiental del aeródromo del Suroeste que, dicen, generará 15.000 empleos directos e indirecto.

El Gobierno sacará un concurso público para la creación y gestión en régimen de concesión (sobre un periodo de 40 años) de esta infraestructura aeronáutica, que supondrá una inversión cercana a los 230 millones de euros acometida por el sector privado y, en consecuencia, sin costes para las arcas públicas, según han detallado fuentes del Gobierno regional. En consecuencia, se tratará de un equipamiento de titularidad pública bajo gestión indirecta.

Aparte, se estima que el inicio de las operaciones para 2017 (tras dos años de labores de construcción) y se calcula que el aeródromo, en su primera fase, contribuirá a la creación de 6.000 empleos con un volumen inicial de 50.000 vuelos anuales mediante el traslado de la aviación ejecutiva de Barajas a partir de 2018 (cerca de 11.500 vuelos ahora) y la actividad que se despliega en Cuatro Vientos (37.500 en el caso de las escuelas de vuelo). Así, su puesta en servicio aportará 600 millones al PIB regional y ese volumen de operaciones generarían ya rentabilidad a la concesionaria.

La Comunidad dice que creará 6.000 empleos con un volumen de 50.000 vuelos anuales

No obstante, las estimaciones del Plan Director establecen que la operatividad crezca hasta los 100.000 vuelos anuales entre 15 y 20 años, actividad que supondrá un impacto económico equivalente al 0,6 por ciento del PIB regional (más de 1.000 millones de euros) y 12.000 empleos (2.000 directos y 10.000 indirectos).

Las cifras que maneja la Comunidad de Madrid se sustentan en base a la actividad de otros aeródromos europeos similares como el de Farnborough (en Londres y con una actividad de 30.000 vuelos) y sobre todo el de Le Bourget, ubicado en París y que registra más de 60.000 operaciones anuales y 7.000 empleos vinculados a su actividad.

La construcción del aeródromo del Suroeste permitirá dar una respuesta 'estratégica' para reordenar la actividad de la aviación general con el futuro cierre de Cuatro Vientos y con el final del traslado temporal, bajo régimen de concesión, de la aviación ejecutiva al aeropuerto de Barajas (por la reducción del tráfico aéreo del aeropuerto) en 2018.

El aeródromo del Suroeste contará con dos pistas, una de 1.000 metros de longitud situada al norte para acoger los aparatos de las escuelas de vuelo y otra de 2.000 metros para los vuelos de negocio, quedando excluida la aviación comercial. Concretamente la longitud máxima de los aparatos que operen en esta infraestructura es de 40 metros y 35 de envergadura, aunque las estimaciones manejadas indican que el 90 por ciento de los aviones no tendrán más de 20 metros.

La capacidad total analizada por el informe de sostenibilidad ambiental del aeródromo del Suroeste es de 180.000 vuelos anuales pero se estima que serán 100.000 las operaciones dentro de 20 años con el traslado del cien por cien de la aviación corporativa, mientras que los trabajos aéreos y escuelas sólo se ubicarían al 50 por ciento.

Además de las dos pistas, el aeródromo contará con una torre de control, zona de servicios y hangares, permitiendo también el tráfico en condiciones de baja visibilidad y nocturnidad, aspectos que a su vez permiten el incremento de actividad de la aviación ejecutiva.

Aparte, el Gobierno regional se ha decantado por la ubicación por sus buenos accesos (con la R-5 y la A-5 en las inmediaciones y la carretera M-404), por aspectos de seguridad (evitando sobrevolar núcleos urbanos y por estar en una zona de baja densidad poblacional) y por el control de la contaminación acústica.

Así, desde el punto de vista urbanístico, el municipio de El Álamo tiene al norte un suelo de usos destinados a actividades económicas que supone una barrera física respecto a futuros desarrollos de zonas residenciales y la orientación de las pistas se ha diseñado para evitar núcleos urbanos. En consecuencia, ambas poblaciones estarán en zona de 'silencio' acústico.

El Gobierno regional se ha decantado por la ubicación por sus buenos accesos

La Dirección General de Evaluación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha remitido ya a Transportes su pronunciamiento favorable para que pueda someterlo a información pública en un periodo de 45 días. En este sentido, se estima que la actividad está por debajo de los límites legales en materia de contaminación acústica y la emisión de gases de efecto invernadero.

El estudio también determina que los espacios naturales protegidos próximos a la ubicación del aeródromo no se verán afectados ni corren peligro por cualquier incidencia. Una vez contestada las alegaciones, se realizará un informe definitivo de análisis ambiental y una serie de pasos para culminar la evaluación ambiental estratégica.

Luego, se realizará un procedimiento de impacto ambiental para el proyecto concreto de construcción de la infraestructura. En este sentido, fuentes del Ejecutivo regional afirman que se introducirán medidas para minimizar aún más las emisiones.

Las mismas fuentes indican que ambos ayuntamientos implicados en la construcción del aeródromo respaldan la iniciativa, además de incidir económicamente y de forma directa en una zona con más de medio millón de habitantes y que presenta una media de paro del 13,5 por ciento. Asimismo, remarcan que el proyecto es una medida 'contracíclica' puesto que estará listo junto en un periodo donde se espera que la economía esté en plena salida de la crisis.

Por otro lado, desde el Gobierno regional esperan una buena acogida por parte de las empresas al concurso público y creen que puede existir interés por parte de entidades que ya se dedican al segmento de la aviación ejecutiva como Gestair o NetJet. Aparte, también apuntan a empresas del sector de la construcción como Ferrovial o ACS, junto a otros dos o tres grandes grupos.

Más noticias en Política y Sociedad