Público
Público

El Gran Premio de Jerez congregará a 50.000 moteros

Tráfico se moviliza para reducir los accidentes de otros años

RAMIRO VAREA

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha activado un operativo especial de cara al Gran Premio de España de Motociclismo que se celebra este fin de semana en el circuito de Jerez de la Frontera (Cádiz). Desde ayer por la tarde y hasta la noche del próximo domingo, la carrera atraerá a la ciudad andaluza a cerca de 50.000 motos y unas 130.000 personas. Los responsables de Tráfico prevén más de 300.000 movimientos de vehículos en el entorno del circuito.

"Jerez tiene un tirón muy especial entre los aficionados. Acuden moteros de media Europa, viene muchísima gente y la siniestralidad de este Gran Premio, históricamente, ha sido alta", recordaron ayer fuentes de la DGT. Y lo ilustraron con cifras. En 2006, el evento se saldó con ocho fallecidos (seis en carretera y dos en zona urbana). La situación mejoró en los últimos años: en 2007 hubo cuatro muertos, la cifra se redujo a dos víctimas en 2008 y en 2009 se registraron tres fallecidos.

Para garantizar al máximo la seguridad durante este fin de semana, Tráfico ya ha comenzado a desplegar el dispositivo especial de vigilancia, compuesto por 113 radares fijos y 48 móviles, 18 helicópteros y 20 equipos para realizar pruebas de alcoholemia y controles de estupefacientes. Un total de 600 agentes de la Guardia Civil participan en el operativo, que afecta a un radio de 300 a 400 kilómetros desde el circuito de Jerez.

La DGT también emitirá mensajes a través de los 1.800 paneles luminosos instalados en las diferentes carreteras para concienciar tanto a moteros como al resto de conductores. "La moto es un vehículo de riesgo. Viajar en moto es más peligroso que viajar en coche, y eso los motoristas lo saben. Pero aun así, les hacemos un llamamiento especial a la prudencia y a que tengan cuidado con sus motocicletas", recalcaron ayer fuentes de Tráfico.

Así, la DGT recuerda a los moteros la necesidad de evitar la fatiga en los desplazamientos y descansar durante el trayecto, respetar las normas de circulación, no superar los límites de velocidad establecidos, no consumir alcohol ni drogas, evitar la conducción peligrosa y las conductas arriesgadas.

Hasta el pasado 28 de abril, 46 motociclistas han fallecido en la carretera, un 40% menos respecto al mismo periodo del año pasado. En 2009 murieron 283 personas en España en accidente de moto, por 307 en 2008 y 425 en 2007.

Más noticias de Política y Sociedad