Público
Público

Griñán insta a hablar menos del déficit y más de los ciudadanos

El presidente andaluz alerta contra el "retrocambio" de la derecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No podemos vivir en esta economía de la centésima. No hay dogmas económicos. Debemos hablar menos de déficit y de agencias de rating y más de empleo y de ciudadanos'. Así se pronunció el presidente del 38º Congreso del PSOE, José Antonio Griñán, quien afronta, como líder de los socialistas andaluces, el próximo 25 de marzo unas elecciones decisivas, las primeras que puede ganar el PP. En su alocución a los delegados, Griñán desgranó una serie de políticas 'de vanguardia' llevadas a cabo por los socialistas en Andalucía, entre las que citó las células madre, la muerte digna, las listas cremallera, la receta electrónica, y alertó contra lo que llamó 'retrocambio'. 'Es el retroceso que patrocinan los conservadores', remachó Griñán, 'ese es el cambio de la derecha, la vuelta al modelo patriarcal', en referencia a las reformas sobre el aborto, el divorcio y la píldora del día después, anunciadas por el PP.

Griñán recordó a sus compañeros que tras el Congreso vienen los comicios en Andalucía y Asturias, en los que, dijo, los socialistas van a 'comenzar la remontada por el norte y por el sur, desde Covadonga y desde Tarifa'. El secretario general del PSOE andaluz también habló sobre los dos aspirantes a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, a quienes agradeció su 'magnífica campaña como precandidatos' y el 'esfuerzo' en la defensa de sus respectivas opciones'. 'Este Congreso va a salir bien', agregó, 'y gane quien gane ganaremos todos y todas'. La delegación andaluza acude dividida al Congreso entre los partidarios de Rubalcaba y los de Chacón, a quien todos los estrechos colaboradores de Griñán han apoyado. Él, públicamente, no se ha decantado por ninguno de ellos, aunque sí ha favorecido la candidatura de Chacón. 'Somos un partido vivo, activo, dinámico, rico y plural porque así es la militancia socialista y, sobre todo, democrático', dijo Griñán.

Luego, subió al atril, como presidente del PSOE, el antecesor de Griñán en la presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. Este arremetió contra la derecha y pronosticó el resurgimiento del PSOE. 'Que no lo olviden quienes nos desprecian. El PSOE se pondrá en pie y volverá a catalizar a los progresistas, porque somos mayoría en España'. Chaves, que fue presidente andaluz durante 19 años, destacó que por primera vez se celebrase un congreso en Sevilla y reivindicó que los andaluces saben 'muy bien' de dónde vienen: 'Hemos dejado hoy atrás una larguísima etapa de marginación', añadió.

'No podemos consentir una vuelta al pasado. Tenemos que estar todos con Pepe Griñán para que [Javier] Arenas pueda tener una quinta oportunidad, dentro de cuatro años', dijo. Chaves reivindicó también la vigencia y modernidad del ideario socialista. 'Lo anticuado es la injusticia social y la falta de oportunidades. Lo antiguo y cutre es la discriminación de las mujeres por el simple hecho de serlo', manifestó.

Chaves hizo también una cerrada defensa de la ideología socialdemódrata: 'Tenemos que combatir esta idea de que todo lo público es anatema'.

Más noticias en Política y Sociedad