Público
Público

Los grupos parlamentarios, contra la reforma sanitaria sin consenso

El Real Decreto de Ana Mato sólo consiguió el apoyo de UPN en el Congreso. Los demás partidos exigían que se tramitara como un proyecto de Ley

PÚBLICO.ES

El Congreso ha convalidado hoy le Real Decreto de reforma del sistema sanitario que permitirá ahorrar 7.000 millones de euros, según los cálculos del Gobierno.

La medida propuesta por la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha salido adelante gracias a los votos del Grupo Popular y con el único apoyo del diputado de UPN. El resto de los grupos, en cambio, votaron en contra, ya que pretendían que la nueva normativa se tramitara como una Ley (a la que pudieran presentar enmiendas) y no como Real-Decreto. Al final, la votación terminó con 178 votos a favor, frente a 137 en contra. 

Durante el debate, la ministra defendió el objetivo de su reforma. "Son medidas que suponen esfuerzos importantes para la población, pero garantizan el actual modelo sanitario y evitan el descontrol", insistió Mato.

Sin embargo, el diputado del PSOE José Martínez Olmos, tildó el planteamiento de la ministra de "xenófobo". "¿En qué artículo viene la cobertura de los inmigrantes para que usted pueda decir que nadie se va a quedar sin cobertura?", preguntó. 

Díez: "Si el Gobierno no sirve para garantizar cuestiones básicas, ¿para qué sirve?

Asimismo, los portavoces de otros grupos parlmentarios también mostraron su desacuerdo con el tijeretazo de Mato. "El Gobierno sirve para garantizar cuestiones básicas como la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. Si no sirve para esto, ¿para qué sirve?", reflexionó Rosa Díez, de UPyD. 

Para Díez, algunos aspectos de la reforma, como la implantación de la tarjeta sanitaria única, "no son recortes, es buena gestión". Sin embargo, acusó al Gobierno de "falta de transparencia" a la hora de explicar sus medidas. "Estamos en un debate que aborda artículos de la Constitución básicos e innegociables porque proclaman derechos fundamentales sin reconocer que estamos debatiendo eso", sentenció. 

"¿De verdad creen [en el Gobierno] que España tendrá más crédito en Bruselas dando la imagen de que van en contra de todos?", continuó Díez. "No creo que hayan llegado a esta conclusión y por eso le pido que reflexione y tramite el Real-Decreto como Ley para que nos permita establecer el consenso entre todos", reclamó la diputada de UPyD a la ministra.

En la misma línea se expresaron también Gaspar Llamazares, de IU y María Concepción Tarruella, de CiU, que, a pesar de sus diferencias, reclamaron "consenso" antes de tramitar la reforma. 

Llamazares: "Esta reforma supondrá el principio del fin del sistema sanitario público"

"Tenían margen para ahorrar, pero han preferido cebarse con los débiles y hacer un asalto que supondrá el principio del fin del sistema sanitario público", denunció Llamazares. "Así no es posible que se llegue a un acuerdo para firmar un Pacto de Estado por la Sanidad", lamentó.

Tarruella, por su parte, defendió "el fondo" de las medidas, pero no "la forma". Así, acusó a otros portavoces parlamentarios de utilizar la "demagogia" para posicionarse en contra del Gobierno, pero criticó la redacción del texto. "Yo la creo, ministra" -le dijo a Mato- "pero hay que explicarlo bien".

Tarruella (CiU): "Tal como está redactado, el R.D. quita competencias a las comunidades"

"Todos los grupos parlamentarios, las asociaciones médicas y de pacientes, los usuarios...todos interpretamos mal su Real-Decreto", argumentó la diputada de CiU. "Tal y como está redactado, quita competencias a las comunidades autónomas", aseguró. "Y, aunque estamos de acuerdo con el copago por nivel de renta, no lo estamos con que pague lo mismo alguien que cobra 18.000 euros al año que el que cobra 99.000", continuó Tarruella.

Por último, la diputada de CiU pidió a Mato "que lo tramitara [el Real-Decreto] como proyecto de Ley para poder llegar a un acuerdo en el que todos salgamos beneficiados". "Antes de votar, aún está a tiempo", pidió Tarruella. 

Mato no siguió sus recomendaciones y consiguió sacar adelante su reforma, aunque prácticamente sólo con el apoyo de su grupo. 

Más noticias de Política y Sociedad