Público
Público

"Haremos muchas más movilizaciones si hace falta"

Los mineros dicen "echar en falta a la guardia civil" que les acosó y ahora no regula el tráfico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Son ya más de dos semanas de movilizaciones, paros, sentadas, encierros y cortes de carreteras, con el objetivo de defender una industria que da trabajo a miles de personas en Asturias, León y Aragón. Sin embargo, lejos de bajar el ritmo, los mineros siguen caminando con buen ánimo para llevar sus reivindicaciones a Madrid.

En la marcha negra asturiana, que salió ayer desde Mieres, el responsable de minería en Asturias de CCOO, José Luis Villares, habla con algo de dificultad en plena subida al puerto de Pajares, en el concejo de Lena. 'Hace calor, pero vamos bien, tenemos muy buen ánimo', cuenta.

Cualquier asomo de cansancio es pasajero. El sindicalista, que deja claro que realizarán 'muchas más movilizaciones si hace falta', conserva la esperanza de que 'haya cordura por parte del Gobierno' y se siente a negociar con ellos tras la manifestación del próximo 11 de julio que se celebrará en Madrid.

'Esperamos que haya cordura por parte del Gobierno', asegura Villares

Villares camina junto a otros ochenta mineros que tienen entre veinte y cuarenta y pocos años, quienes, tras un día de marcha, han conseguido acompasar el ritmo. 'Comenzamos caminando demasiado acelerados, porque algunos avanzaban más rápido y dejaban atrás a la retaguardia, pero son pequeños problemas que ya tenemos solucionados', explica.

Está previsto que las tres columnas de mineros —que han partido desde El Bierzo, Villablino y Mieres— se encuentren en La Robla el próximo lunes, para caminar juntos, ya como un grupo que rondará los 200 integrantes, hasta Madrid.

Los mineros están recibiendo la compañía de vecinos de algunos pueblos

Por el camino, los trabajadores del carbón están recibiendo la compañía de los vecinos de los diferentes pueblos, que caminan junto a ellos algunos tramos. Aunque tienen comida y bebida suficiente, Villares asegura que están recibiendo 'mucha solidaridad'.

'Echamos en falta a la Guardia Civil, ya que la hemos tenido todo el día encima durante las protestas y ahora en la marcha no la hemos visto', apunta. Son los mismos mineros los que se ven obligados a cortar el tráfico cuando es necesario, poniendo en riesgo su propia seguridad, asegura Villares.

Otra de las columnas, que comenzó ayer en Teruel, está formada por cuarenta mineros que han iniciado la marcha a primera hora de la mañana tras pasar la noche en Alcorisa, según informa la agencia EFE. José Antonio Bravo, uno de los trabajadores del carbón que participa en la caminata, resalta que en todos los pueblos por los que pasan les muestran su solidaridad 'al cien por cien'. 'Nos han tratado muy bien', asegura.

El objetivo de la movilización, ha subrayado, es lograr que el Gobierno central no aplique los recortes previstos al sector y si no lo consiguen, ha asegurado, harán 'lo que haga falta'. 'Si a Madrid llegamos y no se soluciona, habrá que preparar otra' porque los mineros, ha insistido, 'están concienciados', informan desde EFE.