Público
Público

Algunos hosteleros siguen en pie de guerra

Algunos propietarios aseguran que la ley ha provocado concentraciones, riñas en los bares y pérdidas económicas

AGENCIAS

El Gobierno asegura que los beneficios de la nueva ley antitabaco podrán verse a medio y largo plazo, pero algunos hosteleros se han levantado en armas y han reaccionado a la nueva ley, que impide que los clientes puedan fumar dentro de los locales de restauración.

Pese a que las autoridades y los propietarios de los locales aseguran que la normalidad reina tras la aplicación de la ley, diferentes asociaciones y federaciones de empresarios de hostelería aseguran que los efectos que la Ley está ocasionando en sus primeros nueve días de aplicación 'son muy malos' y habla de pérdidas de 'hasta el 80%' en algunos establecimientos.

Estas pérdidas 'podrían acarrear consecuencias traumáticas, como despidos, en caso de que la situación no se modifique de aquí a final de mes', señala el presidente de Horeca, Antonio de María. 'Aunque la nueva Ley apenas lleva nueve días en vigor, lo cierto es que no pinta nada bien para el sector', asevera.

Presionado por la situación, un hostelero ha convocado para el próximo viernes, día 14, una concentración en Valladolid contra la ley antitabaco, aunque la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería la considera precipitada. M.R., propietario de un bar, ha convocado la concentración en la Plaza Mayor a través de la red social Facebook y mediante carteles repartidos por la ciudad.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Valladolid, José Ramón García, ha explicado hoy que esta agrupación no ha decidido aún sumarse a una protesta convocada de una forma 'precipitada'. No obstante, 'tendremos que hacer acciones' de protesta contra la ley en un futuro, ha asegurado el presidente durante una rueda de prensa en Valladolid.

García también ha hablado de despidos en las próximas semanas en el sector de la hostelería. 'Va a ser un duro golpe', que ya 'se está notando' en bares y restaurantes, con menos clientes, ha afirmado al respecto. El presidente ha aseverado que los fumadores se han tomado la ley 'con resignación y con disciplina', pero a la vez 'con un cabreo monumental' y con un cambio de hábitos, que les ha llevado a estar menos tiempo en los bares.

La riñas en los bares están siendo numerosas, mientras fumadores y no fumadores se quejan de la situación. Ayer, un hostelero de la provincia de Lugo expulsó a un cliente de su local tras haber expresado éste sus quejas por el incumplimiento de la ley antitabaco, al comprobar que había gente fumando.

Así lo aseguró el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, José Real, quien quiso enmarcar este suceso en 'una anécdota', aún reconociendo que el empresario 'metió la pata', ya que el afectado por la expulsión presentó una denuncia.

Real dijo que el hostelero tienen que asumir que se trata de una ley que 'hay que cumplirla' y profesó 'máximo respeto a los no fumadores', pero también observó que desde dentro de los órganos directivos que representan al sector verán la posibilidad de presentar un recurso ante el Constitucional.

Más noticias