Público
Público

Los indignados protestan frente al Congreso contra la reforma constitucional

El 15- M y algunos grupos de izquierda culpan a los dos partidos mayoritarios durante la manifestación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al filo de las 19 horas y con algo de retraso, unos 2000 manifestantes pertenecientes al movimiento 15-M y a organizaciones de izquierdas han comenzado en Madrid su caminata de protesta contra la reforma de la Constitución Española emprendida en el Congreso por PSOE y PP.

Convocada por varios colectivos, sindicatos y partidos políticos de Madrid, como el PCPE, Solidaridad Obrera o el Sindicato Asambleario de Sanidad, el 15- M se ha sumado a una marcha donde los asistentes tuvieron algunos problemas para comenzar su marcha.

Mientras se decidía sobre qué punto del Paseo del Prado comenzar, un manifestante de unos sesenta años aprovechaba la coyuntura para repartir pancartas a los indignados menos preparados. 'Llevadlas bien alto, que si no, no vale un carajo', les repetía una y otra vez con voz ronca.

Mientras los indignados del Paseo del Prado estaban dispuestos a comenzar su marcha, cientos de manifestantes reunidos a pocos metros, en la Cuesta de Moyano, se resistían a completar la marea humana. Tras diez minutos iniciales de confusión y bajo el lema 'No a esta reforma de la Constitución', las diferentes bifurcaciones de indignados continuaban una protesta, iniciada hace siete días, contra la renovación de la Carta Magna.

Como ya hiciera el miércoles, el 15- M volvió a señalar a los culpables. Desde el principio marcharon coreando proclamas contra los dos partidos mayoritarios: 'PSOE, PP, la misma mierda es' o 'Hasta las pelotas de flores y gaviotas', en directa alusión a los símbolos de socialistas y conservadores.

Algunas más creativas analizaban la situación actual desde otros prismas más participativos, como en 'Mi Constitución la voto yo', o más expresivos: 'Somos un fallo de Matrix', rezaba otra.

Las proclamas continuaron durante toda la marcha. Volvió a escucharse el famoso 'que no, que no, que no nos representan', 'menos policía, más filosofía' o 'el pueblo unido jamás será vencido'. Especialmente ésta última, que fue protagonista en varios momentos de la protesta y sobre todo cuando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado repartidas por Neptuno hicieron aparición, así como en el cierre de la concentración.

Después de poco más de una hora, los congregados se han parado frente al Congreso de los Diputados para leer un manifiesto. Entre los aplausos de los asistentes, dos de los participantes han contrapuesto la precaria situación económica con las ayudas prestadas por el Gobierno a las Jornadas Mundiales de la Juventud y han dado las gracias al pueblo de Madrid por 'mostrarse tan unido en esta lucha'.

Antes de disolver la manifestación, algunos de los asistentes han continuado debatiendo en Neptuno la serie de acciones a seguir a partir del próximo viernes día 2 de septiembre.

Más noticias en Política y Sociedad