Público
Público

"Los investigadores españoles que se han ido no van a volver y es una pérdida terrible para el país"

Alberto Sicilia, investigador de 30 años, se ha convencido para participar este año en el movimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No participó el año pasado, pero Alberto Sicilia se ha ido indignando poco a poco en este año que ha transcurrido. La catarata de recortes en sanidad, educación, pero sobre todo en ciencia e investigación le han convencido para sumarse este año al movimiento. 'Hay gente que a lo mejor no va a empezar a trabajar hasta los 35 años, y todo eso es una pérdida de talento para el país terrible', dice este investigador santanderino de 30 años, cuya carta 'indignada' al rey por la cacería en Botsuana hace unas semanas fue muy popular en las redes sociales.

1. ¿Por qué no participaste?

El año pasado no participé, primero, porque estaba viviendo en Inglaterra y, segundo, porque al principio no tenía muy claro exactamente qué representaba el movimiento. Al principio tenía miedo de que fuera algo bastante populista y que tuviese poca chicha detrás.

2. ¿Te han convencido ahora?

Sí. Yo volví a España en octubre del año pasado para trabajar aquí. Me gusta seguir la política y me sorprendió que, desde mi punto de vista, es un nivel muy bajo de discusión política, todo muy orientado a alcanzar el poder, con muy poca chicha detrás. Todo era echar la culpa al otro, pero luego cuando leías lo que proponían no veía ningún debate serio. Y como tengo amigos en el 15-M, estuve hablando con ellos y con bastante gente y sí me han convencido. Hay cosas con las que no estoy de acuerdo, pero sí me han convencido, me pareció una cosa muy interesante.

3. Los motivos que te han indignado.

Lo que más, la situación de la juventud. El que haya un paro juvenil del 50% me parece que no sólo es una desgracia ahora mismo, con todo el sufrimiento que eso genera, sino que me parece un desperdicio brutal también para el futuro, y creo que va a ser algo que va a lastrar a España durante 20 o 30 años. Porque hay gente que a lo mejor no va a empezar a trabajar hasta los 30 años o los 35, y todo eso es una pérdida de talento para el país terrible, y toda la gente que se está largando. Yo la gente que conozco que se dedican a la ciencia y a investigar, se están yendo los mejores, y toda esa gente no va a volver. Me parece una desgracia y una pérdida terrible para el país.

4. ¿Hay motivos para volver a indignarse, un año después?

'El paro juvenil es una desgracia ahora y un desperdicio brutal para el futuro'

Yo creo que ahora hay más, porque lo creo que ahora está más claro es que la salida de esta historia no está cerca. Y antes parecía que a lo mejor en un año la cosa se mejoraba, pero ahora lo que estamos viendo es que países como Grecia se están hundiendo cada vez más, y parece que ese es el camino que llevamos también nosotros. No hay una solución cercana, en todo caso hay más motivos que el año pasado.

5. ¿Qué momento recuerdas como más especial?

Cuando pasaron cuatro o cinco días y uno leía los periódicos y veía que eso se estaba asentando. Una de las cosas que también me tocó bastante fue el escuchar a mucha gente mayor que, en principio, hubiese estado en contra de eso, y que decían 'los chicos están viviendo y limpian la plaza'. Podía haber señoras mayores que en principio todo eso les daría miedo, que la gente saliera a la calle de forma mundial, y mi madre por ejemplo me dijo 'estoy impresionada, todo el mundo se está portando bien'. Que la gente que menos esperaría que lo apoyaran [el movimiento], se sorprendió del civismo y el buen comportamiento de la gente.

6. ¿Y algo que no te gustó o que cambiarías del movimiento?

De lo que he leído, creo que había, desde mi opinión, eslóganes que eran un poco maximalistas y que contenían poco detrás. Por ejemplo, cuando decían 'Todo es culpa de los mercados' o 'No nos representan', que son eslóganes que tienen cierto contenido de verdad, pero que yo creo que también se puede extrapolar a posiciones bastante demagógicas. Es verdad que yo tampoco estoy de acuerdo con el sistema de representación actual, pero también es verdad y hay que reconocer que diez millones de personas han votado al PP y millones al PSOE. Entonces, no nos representan, hasta cierto punto. Yo creo que también habría que cambiar el sistema de representación, que los partidos no están en contacto lo suficiente con la calle y muchas otras cosas. Pero de ahí a decir que no nos representan me parece que puede ser un poco peligroso, y puede llevar a algo un poco demagógico.

7. ¿Qué crees que puedes aportar?

'El 15-M ha logrado introducir en la discusión pública un montón de problemas que ahora tienen más sensibilidad' 

La cosa es el haberlo visto desde fuera. Por ejemplo, yo en Inglaterra, con todo lo mal que funciona la cosa allí y que nada es perfecto, pero en la campaña electoral de hace año y medio hubo debates en los que ves que la clase política debate de verdad. Y cuando ves las entrevistas en la BBC les dan una caña terrible, y aquí cuando escuchas las entrevistas los políticos saben que les van a tratar bien. Sí que me gustaría que esas cosas se trasladasen un poco aquí.

8. ¿Qué crees que el 15-M ha conseguido cambiar?

Creo que sobre todo lo que ha conseguido cambiar es introducir en la discusión pública un montón de problemas que ahora tienen más sensibilidad. Por ejemplo, todo el tema de los desahucios creo que ha funcionado muy bien. Y creo que ahora, por ejemplo, los bancos y las cajas cuando tienen que desahuciar a alguien tienen la mosca detrás de la oreja por si la lian y a tener un poco más de cuidado a la hora de negociar desahucios. Lo de los desahucios creo que es una de las cosas que mejor han funcionado.

9. ¿Sigue teniendo la misma fuerza?

Yo creo que sigue estando bastante fuerte, por lo menos lo que uno ve en las redes sociales, parece que sigue estando bastante presente.

10. ¿Hasta dónde crees que puede llegar el 15-M, hasta dónde conseguirá o no cambiar la situación?

Yo creo que el cambio más importante que puede realizar es a nivel de la discusión pública y a nivel de que la gente que está en política se empiece a dar cuenta de que hay muchas cosas que tienen que cambiar. No creo que con el 15-M en un año, de repente, los partidos políticos ya no existan y haya otra forma de representación democrática, pero lo que sí que creo es que, si es algo que coge tracción, los políticos cuando lleguen a un mitin o cuando escriban un programa o cuando hagan unas declaraciones van a tener que estar atentos a ver qué dicen, van a tener que empezar a tener muy cuenta esto.

Más noticias en Política y Sociedad