Público
Público

IU redoblará la presión para que se cambie la ley electoral

Lara exigirá también a PSOE y PP el 'cumplimiento' de los derechos sociales de la Constitución

JUANMA ROMERO

“Ya basta. Ya está bien de que PSOE y PP se pasen por el arco del triunfo la representación de un millón de ciudadanos”. La expresión, del edil Ángel Pérez, habla por sí misma: Izquierda Unida proclama hartazgo absoluto, guerra total contra la actual Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), la norma que oficializó en 1985 el sacrificio de las terceras fuerzas estatales en aras de la estabilidad y gobernanza del país.

La federación ha pataleado insistentemente contra una “ley injusta”, pero ahora redoblará esfuerzos. De la primera Comisión Ejecutiva de la nueva IU, celebrada el lunes, emergió el compromiso de presionar a socialistas y populares para que avalen ya un cambio en las reglas del juego.

Pérez, secretario de Comunicación de IU, y Cayo Lara, el flamante coordinador general, remarcaron este martes, primero en rueda de prensa y luego a este diario, que la denuncia de la vigente LOREG se convertirá en un eje “prioritario” para la coalición. Es más, formará parte de la lista de “temas de Estado” que IU quiere negociar en enero en sendas reuniones con PSOE y PP, y para las que no hay fecha. Los otros dos asuntos capitales son la subsanación del “déficit democrático” de la Carta Magna de 1978 y el apuntalamiento del modelo de Estado federal.

“Es un escándalo que cada escaño nos cueste 500.000 votos, y a los dos grandes partidos les baste con 60.000 papeletas”, explicó Lara. Las cuentas son simples: IU y su socia, Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), recabaron 969.946 sufragios en marzo. Resultado: dos diputados, Gaspar Llamazares y Joan Herrera.

El gesto de apremio se corresponde con la desaceleración del ritmo de la subcomisión electoral creada en el Congreso. Los trabajos se empantanaron por las dificultades logísticas que el Gobierno atestiguó a la hora de implantar el voto en urna para los emigrantes, una pretensión que acariciaban PP y BNG. IU no se opone, pero juega a la mayor: que se plantee una reforma global de la ley y se respete “escrupulosamente” la proporcionalidad. El Ejecutivo y la Cámara baja están aún a la espera del dictamen que emita el Consejo de Estado.

La necesidad de reformar la LOREG se trasladará también a la calle, pues en los mil actos de apoyo a los trabajadores “se concienciará a los ciudadanos, se les dirá que no están solos”, reseña Pérez. 'Son dos cuestiones que van íntimamente ligadas'. IU destacará igualmente los aspectos sociales de la Constitución “que han quedado en papel mojado”. La nómina es amplia, añade Lara: derecho a la vivienda y al trabajo, a una sanidad pública gratuita y fuerte, al “no mercantilismo de la enseñanza”, a la “intervención del Gobierno en la economía” y al cumplimiento “taxativo” de la aconfesionalidad del Estado.

La federación se mostrará asimismo “exigente con el alcance de las leyes sociales” previstas por el Gobierno. “En esta legislatura no habrá tantos guiños, y venderemos caro el apoyo. En el aborto, por ejemplo, no pararemos hasta que no se garantice una ley de plazos de verdad”, advierten en la dirección de IU.

En cuanto al modelo de Estado, la federación subraya que “no basta con la aprobación del nuevo sistema de financiación”, a punto de cerrarse. Para Lara, éste debe quedar escoltado por el “pacto local”, pues son los más de 8.000 municipios del país los que “soportan los servicios básicos a los ciudadanos”.

 


IU abre el tiempo electoral. Con cimientos aún difusos, eso sí. Porque todo movimiento estratégico quedará a expensas de lo que decidan los órganos de dirección: la ejecutiva del 12 de enero y, sobre todo, el Consejo Político, convocado para el 7 de febrero.

Para los comicios gallegos del 1 de marzo, los más próximos, no hay siquiera cabeza de lista. En 2005, concurrió Yolanda Díaz y obtuvo un pobre 0,74% de los votos (12.419 papeletas). “No haremos ninguna alianza con el BNG, eso está descartado”, destaca a Público Díaz, la líder regional. “Es algo que intentó Gaspar [Llamazares], y se le dijo que no”.

En Euskadi sí que hay candidato oficial. Javier Madrazo, coordinador de Ezker Batua, fue proclamado presidenciable el 19 de diciembre por el 85,7% del Consejo Político. “No vamos a hablar de pactos previos con otras formaciones”, puntualiza Serafín Llamas, número dos de EB. “Vamos a reorientarnos sobre nuestra propuesta: vasca, anticapitalista, verde y social. Aspiramos a que en Euskadi gane una alianza lo más plural posible, no el bipartidismo. ¿El PSE? Tendrá que decidir si quiere gobernar con el PP”. 

Para las europeas de junio, está por ver si IU concurrirá con ICV y en qué condiciones.  

 


¿Qué pasó con los mil actos?

Ya han comenzado. Primero, en las comarcas, luego en las provincias y autonomías y, finalmente, en Madrid. El gran mitin en la capital se prevé para febrero o marzo. IU denunciará por toda España la “crisis profunda del capitalismo” y presentará las alternativas: salarios dignos, derecho a la vivienda, nacionalización de la banca, control de los flujos financieros, fiscalidad progresiva, mantenimiento del Pacto de Toledo (pensiones)...

¿Cambiará el trato con el PSOE?

Se mantendrá la relación de frialdad de los últimos meses. Este martes, Lara sentenció que 2008 había sido el año del “cero Zapatero” y que ya era preciso transitar del “talante y el buen rollito” al “talento”, a la búsqueda de una salida social a la crisis. Por eso se traducirá a moción parlamentaria la exigencia de crear un fondo de 50.000 millones de euros para las familias y las pymes, como avanzó este diario.

¿Habrá pasos en la Ley de Memoria?

Sí. Lara pretende reunirse con los colectivos de víctimas del franquismo. El coordinador mira “con muy buenos ojos” la iniciativa que ha planteado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica: que el Congreso condene el 1 de abril la dictadura.

¿Y para cuándo la refundación?

Enrique de Santiago, el responsable de pilotar el proceso de refundación en 18 meses, lo articulará en dos ejes: la “convergencia con movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos” y la “democratización interna: la actualización y verificación de censos”. No descarta el cambio de marca “si con ello se refuerza la alternativa al PSOE”.

¿Qué aportará la fundación de IU?

Se llama Europa de los Ciudadanos y de ella se encarga Inés Sabanés, y en esta primera etapa piensa en convocar a economistas para que aporten soluciones a la crisis. 

 

Más noticias