Público
Público

Los jóvenes católicos que van a misa son una minoría de un 10%

Laicismo. El Injuve retrata la indiferencia juvenil sobre la religión

 

PÚBLICO

La juventud española le ha dado la espalda a la Iglesia católica. En apenas una década, el porcentaje de jóvenes que se considera católico practicante ha pasado del 29,5% en marzo del año 2002 al 10,3% del pasado noviembre, según los datos de un informe presentado ayer por el Instituto de la Juventud en España (Injuve).

Los jóvenes de entre 15 y 29 años que se consideran católicos pero "no practicantes" asciende a un 44,8%, casi un 5% más que en 2002. El Injuve compara los datos con las respuestas dadas por los jóvenes en 1967 cuando un 77% se consideraba católico practicante. Ese porcentaje bajó al 38% en 1996.

El estudio Jóvenes y laicidad ha sido coordinado por la Fundació Ferrer i Guardia para la revista de estudios de juventud del Injuve. "La distinción entre educación y formación religiosa y moral se cumple adecuadamente si se reserva la primera a la escuela y la segunda al templo", analiza el presidente de la fundación, Joan Francesc Pont.

Varios expertos argumentan en la revista la indiferencia con la que la mayoría de la juventud observa la religión, como analiza el doctor en Filosofía de la Universidad de Valladolid José Javier Callejo. "Tenemos un modelo de segregación de los alumnos en razón de la religión, que no garantiza los derechos de los no católicos", añade el doctor en Derecho Internacional público de la Universitat de Barcelona Santiago Castella.

Más noticias de Política y Sociedad