Público
Público
Únete a nosotros

"Kiko nos pidió venir, y aquí estamos"

Los miembros del Camino Neocatecumenal acaparan el protagonismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Sí, es verdad. Hay bastante menos gente que otros años, pero los que estamos somos católicos de verdad. El aborto y el divorcio siguen estando ahí, aunque se haya cambiado el Gobierno'. María, junto a su marido y sus cinco hijos, llegó este viernes a Madrid a primera hora de la mañana procedente de Sevilla en un autobús fletado por el Camino Neocatecumenal, el movimiento iniciado por Kiko Argüello. 'Kiko nos pidió venir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y a la misa de las familias, y aquí estamos, llueva o nieve'. O haga sol, aunque con un intenso frío, como el que este viernes se sentía en la plaza de Colón.

Muchos huecos vacíos, sobre todo en comparación con los dos primeros años, cuando los organizadores hablaban de cifras que superaban el millón y medio de asistentes. Y nada que ver con la apoteosis de la JMJ de mediados de agosto. Este viernes no dieron cifras, pero distintas fuentes aseguraban que en la plaza apenas había varias decenas de miles de fieles. Casi todos eran, por cierto, de los kikos. El resto de movimientos y congregaciones, que este viernes no pudieron participar en la organización, no 'movilizaron' a los suyos. 'Esta parece la fiesta de Kiko, y no la de las familias', admitía por teléfono el responsable de una de estas instituciones.

Los presentes, que llevaban banderas de distintos países, advocaciones marianas y los colores del Vaticano, aplaudieron más a Argüello que a Rouco o al papa, pero no fue la de este viernes una celebración especialmente ruidosa, sino más bien lo contrario, pues estuvo marcada por el rezo del Rosario y la pesada liturgia de una misa demasiado adornada por los cánticos de los neocatecumenales. Sólo hubo un recurso a la música moderna: antes de la celebración, sonó Streets of Philadelphia, de Bruce Springsteen. Un himno, por cierto, a las opciones sexuales condenadas por los participantes en esta 'fiesta de las familias'.

Más noticias en Política y Sociedad