Público
Público

Leo Bassi, imputado por delitos contra los sentimientos religiosos

También ha sido imputado el rector de la Universidad vallisoletana, Marcos Sacristán, por el mismo motivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha admitido a trámite la querella interpuesta por abogados cristianos contra el rector de la Universidad vallisoletana, Marcos Sacristán, y el actor Leo Bassi por delitos contra los sentimientos religiosos, injurias y calumnias, presuntamente cometidos en octubre de 2010 cuando Bassi, con autorización de Sacristán, protagonizó en público una parodia de Juan Pablo II y consagró preservativos que distribuyó en Paraninfo de la UVA.

La jueza, que observa indicios de delito —en el caso del actor en grado de complicidad—, ha decretado la apertura de diligencias y ha ordenado a la policía judicial que averigüe el domicilio de Leo Bassi, según  fuentes de la Asociación Jóvenes por la Información Objetiva (AJIO).

Presentada por la Asociación de Abogados Cristianos y HazteOir.org, la querella cita como testigos a profesores y alumnos que previamente alertaron al rectorado de que en el espectáculo 'podrían cometerse delitos perfectamente tipificados en el código penal'.

Sin embargo, el rector desoyó las advertencias y autorizó el espectáculo Las raíces judeo-cristianas de Occidente: un fraude histórico a combatir, a sabiendas del historial de escenificaciones de este actor, según advierte AJIO.

El pasado 6 de octubre, Bassi ofreció una conferencia en el paraninfo de la Universidad de Valladolid, en la que defendía que los fundamentos de la civilización occidental van mucho más allá de los 2.000 años de cristianismo. Desde páginas web como Libertaddigital.com o Hazteoir.org, que fueron denunciadas por Bassi, primero se trató de frenar que el acto tuviera lugar y después se publicó que durante su exposición había asegurado que 'todos los cristianos son terroristas', según relató el artista a Público.

'Han puesto en mi boca palabras que no he dicho''Han puesto en mi boca palabras que no he dicho, aseguran que utilicé símbolos religiosos para realizar actos obscenos. Y no es verdad. Estamos hartos de que estos portales de internet estén creando tensiones, fomentando el odio contra mí desde hace cuatro años', denuncia Bassi. 'Sólo quieren animar a la gente contra mí, asustarme para que me calle', añadió el payaso.

Más noticias en Política y Sociedad