Público
Público

Letizia Ortiz: "Vivimos en una sociedad en la que no se valora el esfuerzo"

Los Príncipes de Asturias llegan a Oviedo para entregar mañana los premios que llevan su nombre

EUROPA PRESS / PÚBLICO.ES

Los Príncipes de Asturias llegaron este jueves a Oviedo para entregar mañana viernes los premios que llevan su nombre. Como es habitual en estos casos, la capital ovetense les recibió con los brazos abiertos. Los actos previos a la entrega de mañana comenzaron con una recepción de los príncipes en el lujoso hotel Reconquista a los 70 estudiantes que recibieron los Premios Fin de Carrera de la Universidad de Oviedo 2009.

Uno de estos estudiantes, Aitor Alvarez, explicó que durante su encuentro con los príncipes, Doña Letizia mostró gran interés por el futuro laboral. Adoptó la princesa un rol de motivadora y trasladó un mensaje que no por repetido y tópico deja de sonar muy bien a los oídos de los que tienen que buscarse la vida: "Vivimos en una sociedad en la que no se valora el esfuerzo". 

Los Príncipes también tuvieron ocasión de charlar con los galardonados con las Medallas de Asturias 2009. Según el presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces, los Príncipes que estaban "orgullosos de las personas y las instituciones que representan a Asturias".

"Han hablado con todos los premiados y han estado amables, cordiales y receptivos", explicó Areces.

Por su parte, la montañera asturiana Rosa Fernández calificó de "emocionante y distendido" el encuentro con los Príncipes.

Quizá la princesa habló de esfuerzo al ver lo cargada que tanto ella como su marido tenían la agenda: varias recepciones, una detrás de otra, a diversos colectivos de Asturias.

La anécdota más destacable fue protagonizada por una de las integrantes de la Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados (Aspaym), Inés González, que durante la audiencia le preguntó al Príncipe Felipe cuánto media. "Lo que más me llamó la atención fue lo alto que era, me dijo que medía 1.97, yo le dije que con tres centímetros más mediría dos metros. No estoy acostumbrada a ver hombres así de altos", explicó.

La integrante de Aspaym aseguró que los Príncipes eran "muy simpáticos" y que Doña Letizia le explicó que medía "1.69, pero con tacones 1.74".

Los Príncipes también se reunieron con los componentes de la Red Asturiana de Desarrollo Rural (Reader), un organismo de cooperación para que 65 concejos asturianos impulsen proyectos de dinamización de las áreas rurales asturianas.

El presidente de la Red, Francisco González Méndez, destacó de su audiencia con los Príncipes "la sensibilidad extrema de Don Felipe con el desarrollo rural". El conocimiento "total y específico" del mundo rural y "la apuesta decidida y firme para que se sigan aplicando políticas de trabajo en red" fue lo que más sorprendió a González Méndez en su conversación con el Príncipe.

"Me atreví a decirle que por qué no presidía él o Doña Letizia una fundación a nivel nacional sobre la España rural", explicó el presidente de Reader. "Dijo que lo pensaría y que debíamos hablarlo con tranquilidad", continuó.

Con motivo del 30 aniversario del nombramiento de las primeras mujeres que accedieron como funcionarias del Cuerpo de Auxiliares Postales, los Príncipes recibieron a 18 carteras de todos los concejos de Asturias.

Una de las representantes de Correos del Principado, Angeles Rodríguez, aseguró que en ningún momento se pusieron nerviosas "porque fueron ellos los que rompieron el hielo y son personas muy naturales".

Las carteras asturianas respondieron a las preguntas de los Príncipes sobre la integración de las nuevas tecnologías en su campo de trabajo y destacaron sobre todo, el interés de éstos por el trabajo de las funcionarias en áreas rurales y la paridad de casi el 50% existente en el sector.

Durante el encuentro, el Príncipe bromeó con las carteras explicándoles que sus hijas les envían cartas a los reyes magos a través de correos.

Los Príncipes recibieron a continuación a algunos miembros de la Asociación Intgraf, un centro especial de empleo para disminuidos psíquicos. Don Felipe se interesó por su trabajo y les dijo que "se sentía muy orgulloso" de ello.

Uno de los asistentes a la reunión se acercó a Don Felipe para decirle que le gustaba su nuevo aspecto con barba, él bromeó diciendo que estaba pensando en afeitarse ya que a una de sus hijas no le gusta "porque pica".