Público
Público

Liberados los dos cooperantes españoles retenidos en Mali

Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons fueron capturados en octubre por el Movimiento de Unicidad y Yihad en África del Oeste

AGENCIAS

Los dos cooperantes españoles y su compañera italiana secuestrados en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia) en octubre del año pasado, han sido liberados hoy en el norte de Mali por el Movimiento de Unicidad y Yihad en África Occidental (MUYAO), grupo islamista vinculado a Al Qaeda. Así lo anunció, en un primer momento, el portavoz de la también organización radical islámica Ansar Al Din, Sanda Ould Boumama.

La noticia fue confirmada más tarde por fuentes del Gobierno español a Efe. Desde Moscú, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que había sido posible la liberación de los cooperantes y que se aproximaban a una base segura. De hecho, el Ejecutivo ha enviado un avión a la zona para traer de vuelta a los dos españoles, una misión que, aunque se ha visto dificultada por una tormenta, pronto traerá a los liberados a España. En una primera valoración de la operación, el Gobierno opinó que se trata de un éxito y destacó la colaboración con los gobiernos de la zona.

"Nos han dicho que los tres rehenes han sido liberados en la región de Gao (situada a unos 1.200 kilómetros al noreste de la capital maliense, Bamako)", explicó Sanda Ould Boumama a Reuters, agregando que creía que el trío estaba en manos de los mediadores de Burkina Faso.

Los tres cooperantes fueron secuestrados en un campamento de refugiados cerca de Tinduf, Argelia, en octubre del año pasado y se cree que fueron trasladados al norte de Mali, controlada por una mezcla de grupos islamistas desde entonces.

La liberación de los rehenes se produce justo una semana después de que el mismo grupo, escindido de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), soltara a tres de los siete diplomáticos argelinos que mantenía también retenidos desde el 5 de abril. Tanto el Gobierno español como el argelino y el italiano han llevado las negociaciones con MUYAO sobre la liberación de los rehenes con rigurosa discreción.

Tras la liberación de los tres diplomáticos de Argelia, el portavoz del ministerio de Exteriores argelino, Amar Belani, se limitó a confirmar a Efe su liberación y a asegurar que sus cuatro colegas permanecían retenidos en el norte de Mali.

En España, la liberación era esperada después de diferentes indicios en ese sentido, como el anuncio de una agencia mauritana de noticias de que el saharaui Mamine uld Evghir, preso por su presunta implicación en el secuestro y cuya liberación era una de las condiciones exigidas para liberarles, había sido trasladado desde la cárcel a un lugar desconocido.

No obstante, un portavoz de la organización Ansar Al Din aseguró a Efe que la liberación se llevó a cabo sin condiciones. El grupo salafista Ansar Al Din mantiene fuertes lazos con el MUYAO y es quien situó la liberación en las cercanías de la localidad maliense de Gao, situada a unos 1.200 kilómetros al noreste de la capital, Bamako.

Las gestiones para la liberación de los cooperantes se complicaron tras el golpe militar registrado en Mali a finales de marzo, cuando el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo reconoció que se estaba "muy cerca" de lograr una solución al secuestro. Según explicó el ministro, el intermediario con el que estaba trabajando el Gobierno español para liberar a Gonyalons y a Fernández "desapareció" después de que los militares sublevados se hicieran con el poder.

Exteriores continuó con las gestiones que estaba llevando a cabo y que implicaban tender puentes con el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), el grupo independentista tuareg que controla la mitad norte de Mali. Sin embargo, este grupo tuareg fue perdiendo el control del norte de Mali tras varios desencuentros con los salafistas de Ansar al Din que, finalmente, el pasado 28 de junio, expulsaron al MNLA de Gao con el apoyo del MUYAO, con quien comparte la misma ideología.

La liberación fue recibida como una gran noticia en España, empezando por los reyes, que enviaron telegramas de felicitación a los cooperantes, una celebración a la que se han sumado los Gobiernos balear, extremeño y vasco.

"Es una gran noticia que esperábamos desde hace muchos meses", señaló el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, mientras que el Gobierno vasco felicitó hoy a las familias de los cooperantes liberados, uno de ellos residente en Bilbao.

José Antonio Monago, presidente de Extremadura, donde tiene su sede la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura para la que trabaja Ainhoa desde hace dos años y medio, detacó la labor del Ministerio de Exteriores y de los servicios de inteligencia. La propia asociación también mostró su satisfacción ante la buena noticia.

También los partidos políticos celebraron la liberación. El portavoz de Cooperacion del PP en el Congreso, Juan Carlos Grau, subrayó el esfuerzo del titular de Exteriores y el PSOE alabó el trabajo de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy para poner fin al cautiverio.