Público
Público

La Comunidad de Madrid cierra el teléfono de información sexual

Socialistas madrileños consideran que se está "poniendo en riesgo la información y la salud sexual de los jóvenes madrileños"

EFE

La Comunidad de Madrid ha clausurado la línea telefónica de información sexual que atendía a los madrileños de forma gratuita, dentro de la "fase de redefinición" en que se encuentra el servicio de planificación sexual en la región, han confirmado fuentes de la Consejería de Sanidad. "Cuando tengamos todo redefinido, veremos lo que hacemos", han afirmado fuentes sanitarias.

La nueva "estrategia" de la Consejería para un "sexo seguro" podría pasar por "activar la red de información en Centros de Salud" y por sustituir la línea de atención telefónica por una página web. "Hay que decidir si se opta por el teléfono o se intensifica la web y la información a través de internet", han explicado.

El portavoz de Juventud del PSOE en la Asamblea, Óscar Blanco, ha considerado "muy grave" el cierre de esta línea 900, mientras que la Consejería ha señalado que el contrato con la ONG que atendía este teléfono "se terminó". Para el socialista Óscar Blanco, la Consejería está "poniendo en riesgo la información y la salud sexual de los jóvenes madrileño".

Blanco ha sostenido que, tras la "práctica desaparición" de los centros de planificación familiar de la región, la línea 900 "era uno de los pocos servicios que prestaba el Gobierno regional en materia de información sobre sexualidad, uso de métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual y embarazos".

A su juicio, la prevención es la "gran olvidada" de la Consejería madrileña de Sanidad, a la que ha acusado de "desoír conscientemente las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en favor de los "discursos de determinadas organizaciones ultraconsrvadoras". Según sus datos, la Comunidad destina un millón de euros a la ayuda de jóvenes que deciden seguir adelante con su embarazo y 250.000 euros a la prevención de embarazos no deseados.

El diputado socialista considera que van a "agravarse más los preocupantes datos que reflejan que existen más de 13.500 embarazos no deseados entre las jóvenes menores de 30 años y más de 2.500 entre las menores de 20".

"Madrid lidera la tasa de interrupciones voluntarias del embarazo, con dieciséis por cada mil mujeres, cinco puntos por encima de la media española. De seguir con el desmantelamiento del sistema de prevención en salud sexual y reproductiva, (el consejero da Sanidad, Juan José) Güemes será el responsable directo de la línea ascendente en el número de embarazos no deseados", ha dicho.