Público
Público

El mafioso corso que se quedó sin dinero

Detenido en Madrid el fugitivo francés Guy Orsoni cuando pedía ayuda económica por teléfono a su padre

ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA

"La police, la police, la police..." Al joven francés sólo le dio tiempo a anunciar por teléfono a su padre que se le echaban encima varios agentes. El Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía detuvo el pasado viernes en Madrid a Guy Orsoni, de 26 años y presunto cabecilla de un clan mafioso corso. Las autoridades de París lo acusan de ser el presunto responsable de los asesinatos en aquel país de cuatro delincuentes de una banda rival en los primeros meses de 2009, según ha informado este miércoles la Policía española. En el momento del arresto, Guy hablaba desde un céntrico locutorio de la capital con su padre, Alain Orsoni, histórico dirigente de un grupo nacionalista de la isla de Córcega y actual presidente de un equipo de fútbol de la segunda división francesa. Le estaba pidiendo dinero para poder seguir viviendo en la clandestinidad en España.

La detención se produjo cuando faltaba un cuarto de hora para las siete de la tarde del pasado 11 de marzo. En ese momento, uno de los 16 equipos del amplio dispositivo que la Policía española había desplegado en el centro de la capital para intentar su captura y que controlaban una quincena de locutorios sobre los que existía la sospecha que podía ser utilizado por el fugitivo para entrar en contacto con su familia, detectó la presencia de un hombre y una mujer que hablaban en francés y que entraban en uno de estos locales situado en la calle Espoz y Mina, junto a la Puerta del Sol.

Orsoni está implicado en tres sangrientos ajustes de cuentas

En un primer momento, los agentes no pudieron ver el rostro al sospechoso, porque el joven llevaba un sombrero para cubrirse de la lluvia que caía a esa hora en la capital. Sin embargo, nada más entrar en un locutorio, Guy se quitó la prenda que cubría la cabeza y fue plenamente identificado. Poco después, los cerca de 60 policías que componían el operativo rodearon el local y un grupo de ellos entró en el mismo y detuvo al mafioso francés. No opuso resistencia. Su acompañante, que resultó ser su hermana, tampoco. Ninguno de los dos portaba armas, aunque Guy llevaba documentación falsa a nombre de un amigo suyo con el que guardaba "un gran parecido físico", según detallaron a Público.es fuentes policiales.

Las autoridades francesas buscaban a Orsoni desde comienzos de 2009. Entonces, su grupo delictivo, heredero de una organización terrorista independentista corsa, inició una guerra por el control de varios 'territorios' en la ciudad de Ajaccio, la capital de Córcega, con la banda rival conocida como 'Petit Bar' o 'L'équipe'. En el transcurso de la misma, el ahora detenido se vio implicado presuntamente en tres sangrientos ajustes de cuentas. El primero, el asesinato el 3 de enero de 2009 en la localidad de Bastelicaccia de Thierry Icastola, un bombero de 36 años. La víctima, que fue tiroteada a la salida de un céntrico bar, era también hijo de un conocido nacionalista corso que había sido asesinado en otra guerra entre clanes mafiosos de idéntica manera.

Poco después, el 29 de enero, tuvo lugar en la capital de la isla otro tiroteo en el que también estuvo implicado Orsoni, según la Justicia francesa, y en el que la víctima —que también iba armada— recibió más de quince impactos de bala. El último hecho que se adjudica al mafioso arrestado el viernes en Madrid sucedió también en Ajacció. El 12 de abril de 2009, dos personas fueron acribilladas por ráfagas de kalashnikov en plena hora punta, y cerca de un colegio y de un control rutinario de la Gendarmería francesa. El vehículo en el que viajaban las víctimas, que también iban armadas, fue interceptado por una furgoneta y de ella salieron cuatro sujetos que dispararon al coche.

La Justicia francesa también relaciona a Orsoni con el tráfico de estupefacientes y el blanqueo de capitales. De hecho, en 2008 fuera interceptado en la frontera franco-española con más de 88.000 euros en efectivo y restos de cocaína en el vehículo en el que viajaba junto a otras dos personas.

Más noticias de Política y Sociedad