Público
Público

Una menor víctima de trata pasa 29 días retenida en Barajas

Cear y el Ministerio de Igualdad tachan lo ocurrido con esta joven nigeriana de "inadmisible"

SUSANA HIDALGO

El celo policial y la lenta burocracia han permitido que una presunta menor víctima de una red de explotación sexual haya permanecido retenida en la sala de rechazados del aeropuerto de Barajas desde el pasado 1 de abril. Ayer por la tarde, por fin, la chica fue trasladada desde dichas dependencias hasta una ONG especializada en la ayuda a las víctimas de trata.

El caso, desvelado ayer por la Cadena Ser, pone en evidencia la falta de sensibilidad tanto de jueces como de policías a la hora de tratar con mujeres víctimas de explotación sexual, según denunciaron fuentes de la investigación. La chica contó que los mafiosos la habían trasladado de Nigeria a Rumania y desde allí a España, que tiene 16 años y que ha sufrido todo tipo de violencia sexual.

Interior le denegó el asilo a pesar de los informes de Acnur y otras entidades

Precisamente el Plan Integral contra la Trata, en vigor desde 2008, incluye la sensibilización entre jueces y agentes, así como un periodo de reflexión de 30 días a las mujeres para que decidan si denuncian o no a los mafiosos. "Pero si la víctima no lo hace, entonces se le aplica la Ley de Extranjería", recuerdan en la Secretaria de Estado de Igualdad. Es decir, si decide no denunciar, como no tiene papeles, será expulsada. Fue el jueves pasado cuando la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, notificó una resolución para que la joven pudiera acogerse a ese periodo de reflexión.

Pero el relato de la menor, nigeriana y que viajaba con un pasaporte falso español, no fue creíble para la Policía, pese a un informe favorable a que se le concediese asilo emitido por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y las gestiones realizadas tanto por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (Cear) como por el Defensor del Pueblo.

La víctima tiene ahora un mes para pensar si denuncia a la mafia

Fuentes de la Secretaria de Estado de Igualdad tacharon lo ocurrido de "no admisible". "Este hecho significa que todavía tenemos una cuestión pendiente respecto a la identificación de este tipo de casos", señalaron desde el departamento que dirige Bibiana Aído.

De la misma manera se pronunciaron en Cear. Su secretario general, Alfredo Abad, se quejó de que en ningún momento el caso de esta joven fue tratado desde el punto de vista de la "protección internacional" que debería haber recibido. La oficina de asilo y refugio (la OAR, dependiente del ministerio del Interior) no admitió a trámite la petición de asilo.

Otro problema surgió a la hora de determinar su edad. La chica dice tener 16 años. El forense determinó en su informe que tiene 18 pero que había que tener en cuenta que la prueba ósea da un error de más/menos dos años, algo que no incluyó luego la fiscalía de Madrid. Este organismo señaló directamente que esta víctima es mayor de edad, sin tener en cuenta en su auto ese margen de error.

Fuentes oficiales de la Jefatura Superior de Policía de Madrid insistieron a este diario en que la joven no cumplía los requisitos que fija la Ley de Extranjería para permitirle su entrada y que, por lo tanto, los agentes cumplieron con su deber al retenerla en el aeropuerto. No obstante, dichas fuentes recalcaron que la decisión de que la menor haya estado todos estos días en la sala de inadmitidos era "estrictamente judicial.

Sin embargo, tanto desde Cear como desde el Defensor del Pueblo, vieron que podría tratarse de un caso de explotación sexual. La oficina del Defensor del Pueblo, que tuvo conocimiento del caso el pasado 15 de abril, mandó a dos asesores a Barajas para que hablasen con la joven. "Enviamos entonces un escrito a la Fiscalía, a la Delegación del Gobierno y a la Policía, informando de que estábamos ante un presunto caso de trata", señalaron fuentes de dicho departamento. De nada sirvió. El caso de esta chica quedó, otros 15 días más, inmerso en la burocracia.

Más noticias de Política y Sociedad