Público
Público

Los mineros, a menos de 50 kilómetros de Madrid

Medio centenar de mineros se preparan para entrar en la capital, aunque todavía no tienen asegurado el alojamiento en esta comunidad

EFE

La columna formada por medio centenar de mineros de Teruel ha llegado esta mañana a la localidad alcarreña de Azuqueca de Henares, donde han sido recibidos en el Ayuntamiento por el alcalde, Pablo Bellido, y donde pasarán la última noche antes de entrar en Madrid, donde no esperan un recibimiento tan "de cine".

Así lo ha indicado uno de estos mineros, Juan José Pascual, procedente de Utrilla (Soria), que ha explicado en declaraciones que mañana pasarán la noche en Alcalá de Henares, y después no saben donde, aunque la Universidad se está encargando de buscar un municipio que los acoja.

Hoy ha sido Azuqueca de Henares, adonde han llegado procedentes de Marchamalo, también en Guadalajara, y han sido recibidos por el alcalde antes de ser alojados en el Polideportivo de la Paz.

En esas instalaciones van a pasar esta noche y se les dará de comer, gracias a la aportación del PSOE de Guadalajara y la colaboración del grupo IU.

"Los ánimos están cada vez más fuertes" Con respecto al recibimiento, Pascual ha afirmado que ayer en Marchamalo se sintió como si estuviera en casa, gracias al "calor" demostrado por la gente, y ha agregado que, a medida que pasan los días, "el apoyo del pueblo se nota cada vez más". Sobre el alojamiento una vez entrados en Madrid, ha asegurado que se solucionará, y ha añadido que no es algo que les preocupe.

"Los ánimos están cada vez más fuertes, al cien por cien, porque es una injusticia lo que están haciendo, y cada día que pasa más ganas tenemos, porque lo que buscamos es un puesto de trabajo, estar tranquilos y no molestar a nadie", ha manifestado.

Por su parte, el alcalde de Azuqueca, Pablo Bellido, ha avanzado que piensan recibir a los mineros "con los brazos abiertos" y que, en su recorrido, les han permitido cruzar por el centro del municipio.

Bellido no entiende que haya ayuntamientos que pongan "pegas" a que los mineros pernocten, porque "se están manifestando de forma pacífica y merecen un trato razonable".

Más noticias de Política y Sociedad