Público
Público

Montilla da aire a Carod y Puigcercós con el catalán

Afirma que si la ley de educación se encalla hará una ‘ad hoc’ para blindar la inmersión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Montilla tuvo hoy un gesto con Esquerra cuanto a la preservación del modelo de inmersión lingüística en catalán en las aulas, una de las tres líneas rojas que la nueva cúpula republicana ha marcado después del congreso de este fin de semana. En la sesión de control al Govern el presidente de ERC Joan Puigcercós le interpeló sobre el tema y este se comprometió a que, si era necesario, promevería una ley ad hoc que blinde el modelo.Hace unas semanas, el conseller Maragall activó los mecanismos para que, en virtud a una sentencia, los colegios dieran la tercera hora de castellano impuesta por el gobierno de Madrid y que la Generalitat llevó al TC.  Montilla ordenó al conseller redactar un decreto que retrasara un año la medida ganando así el tiempo necesario para que la ley de educación catalana que se tramita supere el decreto de Madrid.Puigcercós planteó que la dilatación del trámite de la ley de educación puede dificultar el objetivo y poner en riesgo el modelo. Por eso pidió, como CiU, una norma ad hoc sobre la inmersión para evitar conflictos. Montilla le trasladó que no era partidario de hacerla pero que si se confirmaba el peligro de agotar plazos acometería la ley. A CiU no le bastó, pues quiere que la ley ad hoc se haga con trámite de urgencia.

La respuesta de Montilla indignó al PP y Ciutadans, que denunciaron la debilidad de un Montilla preso de la inestable situación de Esquerra. El president estuvo duro con Daniel Sirera, del PP, a quien recordó que su silla era “la más discutida” del hemiciclo.

El president señaló que las líneas rojas de ERC (la financiación y una respuesta contundente si el TC recorta el Estatut además de la inmersión) están incluidas en los pactos de la izquierda catalana. 

Puigcercós sigue con su agenda de reuniones dentro y fuera de Esquerra para afirmar su liderazgo. Después de la reunión con Carod del martes, que se asegura que discurrió en buen clima, hoy los dos se vieron con Montilla en el Parlament durante un cuarto de hora. Ambos le trasladaron la voluntad de estabilidad de los independentistas. El mandatario catalán acordó con Puigcercós verse el próximo día 26 para empezar a evaluar el cumplimiento de los pactos del tripartito.

Más noticias en Política y Sociedad