Público
Público

Montilla encaja la salida de Puigcercós como un mal menor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president de la Generalitat, José Montilla, encajó la salida de Joan Puigcercós de su Ejecutivo para volcarse en el proceso precongresual republicano como un 'mal menor'. Era la menos mala de las soluciones, según fuentes próximas al president, después del descalabro sufrido por los independentistas el domingo. Estas mismas fuentes recordaron que los republicanos, también ante un resultado adverso en las urnas, dejaron al PSC en minoría en Barcelona.


Montilla fue informado a primera hora por Puigcercós y a lo largo del día departió, por teléfono y en persona en el Palau de la Generalitat, con él y con Carod. Les exigió saber ayer mismo, como ocurrió, quién sería conseller de Gobernación. El president aceptó sin reticencias la salida ofrecida por el secretario general de ERC para evitar que la situación interna del partido se trasladara al gobierno, donde Carod y Puigcercós hubieran acabado trasladando su pugna.


En el PSC la situación de crisis en Esquerra empañó el día después de su gran triunfo en Catalunya. Creían que la inestabilidad de sus socios, sumada al 'ansia' de CiU por volver a la Generalitat pactando en Madrid, podía traerles algún quebradero de cabeza. Tras la ejecutiva del partido su portavoz, Miquel Iceta, apeló al 'sentido común' de los republicanos mientras les pedía que dieran 'estabilidad' y garantizaba la prometida posición exigente del PSC ante el nuevo gobierno de Zapatero.