Público
Público

Un muro de la vergüenza, contra el caso de los 'bebés robados'

Más de un centenar de personas se reunen en Madrid para denunciar los secuestros en el día de la madre

EFE

Más de un centenar de personas se han concentrado este domingo en el Día de la Madre en la madrileña plaza del Callao, para formar "un muro de la vergüenza" con cajas envueltas como regalos, en las que figuraban datos de bebés supuestamente robados al nacer entre los años cuarenta y noventa.

En los obsequios, se podía leer: 'Busco las manos de mi hijo para que me de este regalo, 27-10-1975', 'Busco a mi madre, agosto de 1967', 'Busco hermanos trillizos, 1978', 'Busco a mi hermano, O'Donnell, 1965', 'Busco a mi sobrina nacida entre febrero y marzo de 1979, hospital Francisco Franco, Madrid'. Los participantes han coreado consignas como 'España, no prescripción, justicia ya' y han exhibido carteles con los datos sobre sus propios casos.

La presidenta de la SOS Bebés Robados de Madrid, María Cruz Rodrigo, ha señalado que el año que viene las madres esperan recibir los regalos de sus hijos presuntamente robados. "No va a haber muro que nos pongan que no vayamos a tirar", ha asegurado. Además, ha mostrado su confianza en que se haga realidad el compromiso adquirido por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de crear una base de datos de ADN para posibilitar el reencuentro de los "niños robados" con sus familias. "Lo primero que queremos es el reencuentro de las familias y, después, que pague quien tenga pagar, pero no buscamos venganza, sino justicia", ha subrayado Rodrigo.

El abogado de la asociación, Guillermo Peña, ha apuntado que la investigación del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, en el que está imputada la religiosa sor María Gómez Valbuena por detención ilegal y falsedad en documento público, demuestra que se han encontrado indicios de actuación irregular que merecen ser aclarados. "No solamente hablamos de adopciones, sino de fallecimientos, de enterramientos, de historias clínicas y de actuaciones que aparecen en los documentos de forma contradictoria y eso, como mínimo, hay que aclararlo", ha explicado el letrado.

La asociación SOS Bebés Robados de Madrid, que cuenta con unos doscientos miembros, tiene siete casos en los Juzgados de Madrid, aunque está pendiente de numerosas denuncias ante la Fiscalía. Peña ha apuntado que las investigaciones en curso están produciendo "un efecto llamada" entre afectados, que están empezando a pedir documentación sobre sus casos, lo que a algunos les permite confirmar que no tienen nada que buscar, mientras que otros encuentran irregularidades.

En Valencia, varias mujeres se han disfrazado de religiosas para manifestarse en la Plaza de la Virgen de Valencia contra el robo de bebés bajo el lena 'Feliz día de la madre'. Ayer, la asociación SOS Bebés Robados de Castilla León se concentró en la Plaza de Botines de León.

Más noticias de Política y Sociedad