Público
Público

Una nueva operación obligará al rey a una "larga rehabilitación"

Juan Carlos se someterá en junio a una intervención quirúrgica en la rodilla  derecha, que le impide caminar con normalidad

I. ADURIZ

El rey volverá a pasar por el quirófano en la primera quincena de julio. La Casa Real informó a través de un escueto comunicado de que el monarca será sometido a una intervención de artroplastia que tiene como objetivo calmar los "dolores articulares" que padece, "como consecuencia de antiguas lesiones producidas en prácticas deportivas", que "dificultan su actividad física habitual".

Fuentes de la Casa Real especificaron que Juan Carlos de Borbón "está dispuesto a hacer lo que sea" para solucionar las "obvias dificultades" que padece a la hora de andar, por lo que se ha mostrado dispuesto a entrar en el quirófano en los primeros días de julio. Negaron, además, cualquier tipo de vinculación entre esta intervención y la que se le practicó en mayo de 2010, cuando le fue extirpado un nódulo pulmonar. En ese momento, la Casa Real no informó de la operación hasta que concluyó con éxito.

En febrero también fue sometido a una revisión médica por diferentes especialistas, cuyos resultados fueron "plenamente satisfactorios", según la Casa Real. En los últimos meses se ha especulado sobre el estado de salud del monarca. No obstante, un portavoz de la Casa Real insistió en que la artroplastia "no tiene ningún riesgo". También especificó que se estima que la intervención requiera "una hospitalización corta, pero una rehabilitación larga".

El rey presidió ayer la reunión del Consejo Nacional de Defensa, que le presentó la Estrategia española de seguridad elaborada por un grupo interministerial coordinado por Javier Solana.

Más noticias de Política y Sociedad