Público
Público

El número tres del PP andaluz, en la agenda de Crespo

"Tarno, 36.697 euros+IVA", anotó en septiembre de 2005

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nombre de Ricardo Tarno, número tres del PP andaluz y azote del vicepresidente Manuel Chaves en el caso de los ERE, aparece en la agenda de Pablo Crespo, lugarteniente del jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa. Crespo anotó en su cuaderno, incorporado al sumario judicial abierto en el TSJM, el nombre del diputado Tarno y a continuación lo siguiente: '36.697 euros + IVA'. El apunte está recogido bajo el epígrafe 'temas pendientes' y fue hecho en septiembre de 2005. Entonces, Tarno era presidente del PP de Sevilla.

Este diario contactó ayer en dos ocasiones por teléfono con Tarno, ahora vicesecretario general del PP andaluz, quien ayer mismo arremetió de nuevo contra Chaves en el Congreso. Ambas veces, el diputado y también candidato a la Alcaldía de Mairena del Alajarafe (Sevilla), se mostró 'asombrado' y no fue capaz de explicar las razones por las que su nombre ha acabado en el cuaderno de Crespo, en el que este apuntó, entre otras cosas, la creación de un partido en Valencia para hacer el juego sucio al PSOE y la visita del papa a esa comunidad antes de que se anunciase. En ambas conversaciones, Tarno negó con rotundidad haber adquirido una deuda con el lugarteniente de Correa y también que este pudiera tener una con él.

Tarno, azote de Chaves, negó tener negocios con la trama Gürtel'

Tarno sí admitió haber mantenido un encuentro con Crespo de 'un minuto y medio' antes de la campaña electoral de 2004, en el que el lugarteniente de Correa le ofreció la preparación de mítines. 'Me lo presentan, él dijo: nosotros podemos hacer mítines. Le dije que no. Tenemos otros proveedores en Sevilla y no tratamos con nadie de fuera. Fueron 90 segundos', dijo Tarno a Público. 'Jamás he recibido pago alguno de este señor ni he vuelto a verle', añadió.

Rialgreen, una empresa de la trama, no justificó ante la Cámara de Cuentas de Andalucía sus servicios al PP de esta comunidad durante la campaña de las elecciones autonómicas de 2004, cuando la candidata conservadora fue Teófila Martínez. La compañía facturó al PP andaluz 520.491 euros. 'Si Crespo cree que el PP le debe algo no le puedo decir', afirmó ayer Tarno.

Admitió que tuvo un encuentro de '90 segundos' con Crespo en 2004

El número tres del PP andaluz, que entonces dirigía el PP de Sevilla, explicó a Público que en aquella campaña su partido contrató a la multinacional McCann, que posteriormente hizo una UTE con 'estos señores', Rialgreen. Sin embargo, un informe policial incorporado al sumario detalla cómo se produjo realmente aquella contratación. Fue el entonces gerente del PP nacional, Luis Bárcenas, quien dirigió el proceso. Y este fue al revés de cómo dijo Tarno. Se contrató a Rialgreen y, posteriormente, esta subcontrató a la multinacional McCann.

'Los fondos públicos recibidos para la financiación electoral y que se destinan a pagar actos electorales revierten a los responsables políticos del PP encargados del control de los ingresos y gastos, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal', dice el informe. Esto sucedió en la campaña de 2004 y algo similar en la de las municipales de un año antes, 2003. La Policía cree que Bárcenas, Jesús Merino, Jesús Sepúlveda y Gerardo Galeote recibieron presuntamente los pagos. Tarno negó ayer tener relación con estos exdirigentes.

También negó que el apunte en la agenda pudiera tener nada que ver con Cajasol, la entidad de ahorro en la que ha ocupado distintos puestos desde finales de 2004. Elnúmero tres del PP andaluz rechazó también haber hecho negocios privados con Correa o algún otro integrante de la trama Gürtel. 'No tengo el más mínimo trato con ninguno de ellos ni he estadoen mi vida con ellos', dijo.

El empresario José Luis Ulibarri, considerado una pieza clave en la rama empresarial de la ‘trama Gürtel', declaró ayer ante el juez Antonio Pedreira que en la Navidad de 2005 pagó un millón de euros por un estudio urbanístico que ni siquiera llegó a concluirse porque cambió de planes cuando ya había abonado las facturas.
Imputado por blanqueo de capitales, Ulibarri ofreció esa versión en su intento por anular las sospechas de que ese dinero fue, en realidad, el pago de una comisión a la red corrupta por ayudarle a conseguir contratos amañados en Boadilla (Madrid). Antes que Ulibarri declaró el exedil del PP Ricardo Galeote, también imputado por blanqueo.  

Más noticias en Política y Sociedad