Público
Público

Los otros Cascos

Exdirigentes del PP abandonan a Rajoy para emprender la aventura política por cuenta propia como hizo el exministro de Aznar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP acudió ayer a Gijón para apadrinar la puesta de largo de su formación en Asturias. La foto resultante, la de Mariano Rajoy junto a su candidata en el Principado, Isabel Pérez-Espinosa, daba por cerrado un proceso que no ha sido nada fácil para las filas conservadoras. Atrás quedan meses de tira y afloja entre la dirección nacional de la formación y el que fuera su secretario general en los gobiernos de José María Aznar, Francisco Álvarez-Cascos. Un periodo que culminó con su exclusión como candidato.

Más de uno en el PP se llevó las manos a la cabeza cuando el pasado 1 de enero se enteró de que Cascos se marchaba. El susto fue mayor cuando un día después ofrecía una rueda de prensa en la que no ocultó su intención de ponerse al frente de un nuevo partido. Hoy, Foro Asturias es ya una realidad. Y Cascos es su candidato para las autonómicas. Pero su ejemplo no es el único. Otros ex integrantes de las filas conservadoras, han dado un portazo a Rajoy y han mostrado su disposición de acudir a las urnas el próximo 22 de mayo desvinculados de las siglas del PP. Son los otros Cascos. Políticos descontentos con el trato que les ha proporcionado su ya ex partido. O que simplemente ya no se sienten identificados con esas siglas a las que ahora pretenden arañar votos.

A todos ellos les une que ya no se sienten identificados con el partido de Mariano Rajoy

El de Nieves Ciprés es uno de los ejemplos. Ex militante del PP de Navarra (PPN), fue expulsada del partido junto a otros once compañeros por criticar la forma en la que la formación había desarrollado el proceso que condujo a la elección de Santiago Cervera como presidente de los conservadores de Navarra una vez la formación rompió con Unión del Pueblo Navarro (UPN).

'Me expulsaron por decir que a un presidente no se le elige en los despachos. Por decir que lo eligen los ciudadanos', valora en conversación con Público.

Ciprés quiere derogar la Ley del Aborto e impedir legalmente la unión de Navarra con el País Vasco

Ciprés intentó presentar su candidatura, pero esta fue anulada en noviembre de 2009. La comisión organizadora del congreso consideró que no había reunido los avales necesarios para estar presente en el citado cónclave puesto que sus avalistas no estaban al corriente del pago de las cuotas de afiliados. Ciprés llevó el caso a los tribunales. La juez de primera instancia desestimó su demanda. Ella la recurrió. Y el caso está ahora en la Audiencia Provincial.

Según narra, tuvo claro que tenía que fundar un nuevo partido Derecha navarra y española, se llama cuando el comité disciplinario del PP ratificó su expulsión y la de once de sus compañeros.

'Se trata de defender ideas que veíamos que el PP no defendía, además de la falta de democracia interna de la que ya nos habíamos quejado'. La intención de esta formación, que celebrará su congreso constituyente en abril, es la de concurrir al Parlamento foral 'y a algunos ayuntamientos todavía sin concretar'. En esta aventura, a Ciprés la acompañan algunos de los compañeros que fueron expulsados del PP. 'Se trata de un partido limpio de pasado político. No trabajamos sólo por mantener el cargo. No tenemos esa ambición tan degradante', añade.

Julio Revuelta aspira, en principio, a regresar a la alcaldía de Logroño a través de pactos

¿Cuáles son estas ideas? Ciprés responde: 'El derecho a la vida, la libertad de empresa, comercio y educación y la defensa de los principios y de una ideología humanista, cristiana y católica', entre otros aspectos.

Respecto al derecho a la vida, la ex militante del PP considera que su ex partido no ha sido clara en su postura respecto a la Ley del Aborto. Pero que Derecha navarra y española sí lo será. 'Queremos decir que sí derogaremos esa ley. Y la anterior. Si estamos con la vida, lo estamos con todas las consecuencias'.

Otra de sus señas de identidad es la apuesta por la 'supresión de la Disposición Transitoria Cuarta' de la Constitución, la que establece el procedimiento de posible unión de Navarra con el País Vasco. 'Es una traición para Navarra', dice. 'También consideramos un orgullo que formemos parte de la nación española', explica.

A su caso, en La Rioja, se suma el de Julio Revuelta. No hace ni un mes desde que el exalcalde de Logroño (2000-2007) anunciara que se daba de baja del PP para liderar un nuevo partido 'en tramitación' con la finalidad, en principio, de concurrir a las municipales en la capital riojana. La formación, todavía poco madura, responde al nombre de Ciudadanos de Logroño.

En una carta difundida por el diario La Rioja, Revuelta echaba en cara a Pedro Sanz, presidente de La Rioja, 'no haber hecho el más mínimo esfuerzo en intentar un pacto postelectoral' para mantener la alcaldía en 2007. Los conservadores ganaron en Logroño pero no lograron los concejales suficientes para gobernar. Su principal queja al PP, dicen en su entorno, es que ha maltratado a la ciudad. La prudencia rodea a Revuelta y a su equipo, inmerso ahora en un periodo de negociaciones con el Partido Riojano (PR) para ir a las urnas en forma de coalición electoral. En todo caso, él se perfila como el cabeza de lista.

'Pedro [Sanz] teme en algo a Julio [Revuelta]', asegura a Público Vicente Urquía, portavoz del Gobierno local (PSOE). Algunos de los que van a ser sus rivales políticos coinciden en ubicar a Revuelta en la 'derecha centrada'. Y le advierten de que una parte de sus posibles votantes no verán bien un pacto con el PR.