Público
Público

Una pareja de homosexuales argentinos casados en Madrid tratará de que su país reconozca la unión

La pareja, ya registrada en Buenos Aires gracias a una norma de rango local, se unió en una ceremonia oficiada por un edil del PP

EFE

César Cigliutti y Marcelo Suntheim, dos dirigentes de la comunidad homosexual argentina, se han casado hoy en Madrid y, tras una breve luna de miel, regresarán a Argentina para pedir a la justicia de su país que reconozca su unión con "plenos derechos", los mismos que tiene una pareja heterosexual.

Los recién casados han explicado que esta misma mañana "muy temprano" el concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Madrid Luis Asúa Brunt les ha unido en matrimonio, una posibilidad permitida en España desde 2005 pero que en Argentina no está reconocida.

Estos activistas homosexuales se han podido casar porque Marcelo tiene la nacionalidad alemana y como ciudadano comunitario puede unirse en matrimonio en cualquier país de la UE.

Segundas nupcias 

Para César y Marcelo esta es la segunda vez que se casan porque el 18 de julio de 2003 se convirtieron en la única pareja homosexual unida civilmente en la ciudad de Buenos Aires.

"Ahí -explica Marcelo- existe una ley local que reconoce las uniones civiles y conlleva algunos derechos como el cobro de pensión por fallecimiento, entre otros beneficios económicos y sociales".

Sin embargo, los cónyuges van más allá y quieren que su unión sea legal en toda Argentina, "como lo es en España", y que se equipare a los matrimonios heterosexuales en todos sus derechos y obligaciones.

"Estamos muy contentos -asegura César- pero ahora nos queda el segundo paso: que la Corte Suprema de Argentina reconozca la validez de nuestro matrimonio ya constituido".

"Creemos que, en la primera instancia, la respuesta de la justicia argentina será negativa pero apelaremos a la Corte Suprema de Justicia", explica.

Para ello los recién casados cuentan con un equipo jurídico "muy fuerte", con la ayuda de la comunidad homosexual argentina que ellos representan y con el asesoramiento de otras asociaciones españolas de gays y lesbianas como la Fundación Triángulo, "que ha sido esencial a la hora de hacer el papeleo necesario para casarnos en España", agradece César.

Más noticias de Política y Sociedad