Público
Público

El PNV invita a PP y PSE a quitarle ya la Diputación

Los nacionalistas creen que la moción de censura se presentará tras las elecciones europeas

GUILLERMO MALAINA

Las especulaciones sobre el futuro de Álava, dentro del pacto entre el PSE y el PP para la investidura de Patxi López como lehendakari, agotaron este martes la paciencia de la Diputación de este territorio histórico. En una declaración institucional, el diputado general, Xabier Agirre (PNV), sugirió a socialistas y conservadores que, si "como parece", han acordado una moción de censura, la planteen ya: "La actual indefinición, en momentos delicados de crisis, en nada beneficia al futuro inmediato de nuestro territorio".

El Ejecutivo alavés dio así un carácter oficial a su conocido malestar por las manifestaciones que el PSE y el PP realizan, casi a diario, sobre este territorio, a raíz de las elecciones vascas del 1 de marzo. Los conservadores insisten en que para que el "cambio" en Euskadi con un Ejecutivo de Patxi López sea completo, deben recuperar el gobierno de Álava, perdido en 2007. El PNV gobierna desde entonces, junto a EA y Aralar, tras ser el tercer partido con más votos (25,9%), por detrás del PP (26,4%) y del PSE (26,2%).

En esta coyuntura, el diputado general de Álava, respaldado por todos los miembros de su gabinete, leyó la citada declaración, en la que emplaza al PSE y al PP a que "confirmen o desmientan" si el eventual cambio de gobierno es "una de las contrapartidas exigidas por el PP para la investidura de Patxi López". Envió ese mensaje con la sospecha de que, si no plantean ya la moción, es por "pura conveniencia" para no proyectar "una imagen de frentismo constitucionalista" antes del 7-J.

La última dirigente del PP en reclamar  Álava fue, precisamente, la recién elegida presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga. En Radio Euskadi, dijo para presionar a los socialistas que "el cambio es tan cambio cuando lo lidera el PSE como cuando lo lidera el PP, y veremos".

Por otra parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, volvió cuestionar los intereses del PSE: "Sospecho que vivimos un tiempo de necesidades del PSOE, del Gobierno español, de ETA y de la izquierda abertzale, y que en estas necesidades pueden concurrir intereses de cara a 2011, año que hay elecciones municipales, forales y al Parlamento navarro".

Más noticias de Política y Sociedad