Público
Público

La Policía reduce a 100.000 los ‘votos’ de Batasuna el 9-M

La izquierda abertzale se adjudica como propias 180.000 de las abstenciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Del éxito, según la izquierda abertzale, al fracaso, en opinión del Ministerio del Interior, hay sólo 80.000 abstencionistas. Esa es la diferencia numérica entre la lectura que el entorno de ETA hizo la misma noche electoral del porcentaje de votantes que no acudieron a las urnas en Euskadi y Navarra el 9-M y el análisis de los expertos policiales han recogido en un reciente informe policial sobre los verdaderos motivos que, en su opinión, llevaron al 35,1% del censo del País Vasco –diez puntos superior a la media estatal– y al 26,7% del de la comunidad foral a no votar.

Según este documento –que desde hace varios días obra en poder del titular del departamento, Alfredo Pérez Rubalcaba–, el verdadero respaldo del electorado vasco y navarro a la propuesta de abstención “activa” lanzado por la ilegalizada Batasuna y los partidos afines se quedó en poco más de 100.000 electores.

Sin embargo, los abertzales la elevan a más de 180.000, igualando prácticamente los resultados que obtuvo en las municipales de mayo, con ETA aún en tregua, entre los votos válidos de ANV allí donde se pudo presentar y los sufragios nulos. El 9-M también destacaron que habían superado con creces las 120.000 papeletas no válidas de 2004 –entonces la opción que apoyaron–, en unos comicios en los que, en su opinión, parte de su electorado se fue a otros partidos.

Coacciones en pueblos

El informe policial destaca que gran parte de la diferencia estriba en que en numerosas localidades pequeñas del País Vasco, principalmente de Guipúzcoa, muchos votantes optaron por no acudir a las urnas por la presencia de piquetes de la izquierda abertzale. Además, los expertos policiales apuntan que otra parte de la abstención de la que se apropia el entorno de ETA pertenece, en realidad, al PNV, que perdió cerca de 120.000 votos con respecto a las elecciones de hace cuatro años.

Uno de los detalles que apunta el documento policial es el batacazo que la iniciativa tuvo en Navarra, donde, de los 123.000 abstencionistas registrados, sólo adjudica a la iniciativa de Batasuna unos pocos miles. El propio Pérez Rubalcaba, en un reciente corrillo con periodistas, redujo el respaldo en esta comunidad a sólo 6.000 no votantes.