Público
Público

El PP clama en solitario por endurecer la Ley del Menor

El ministro Caamaño acusa a Cospedal de "utilizar el dolor"

J. ROMERO/ Ó LÓPEZ-FONSECA

El PP insiste en legislar en caliente y endurecer ya la Ley del Menor. Lo volvió a hacer, esta vez en la sesión de control al Gobierno en el Senado, y de nuevo se escudó en la supuesta "alarma social" que han provocado casos como el de Cristina Martín, la niña de 13 años asesinada en Seseña (Toledo) por otra menor.

María Dolores de Cospedal en su cuarta pregunta oral al Ejecutivo en lo que va de legislatura inquirió al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, si prevé modificar la ley. Caamaño respondió tajante y visiblemente molesto por la insistencia del PP: "Apoyen de verdad a las víctimas y dejen de utilizar su dolor".

En la réplica, la secretaria general de los conservadores incidió en el argumentario de su partido: el Gobierno "se quiere escudar en la teoría de [evitar] legislar en caliente", cuando lo que existe es una gran "alarma social". "No nos da tiempo a que se enfríe un delito para que llegue otro, y al final, no se puede legislar", abundó la número dos del PP.

"En lugar de hacer un análisis objetivo de la realidad, se benefician del dolor ajeno y avivan sentimientos atávicos para buscar rentabilidades políticas", acusó el ministro, antes de recalcar que en los planes del Gobierno no está volver a endurecer la Ley del Menor, como ya hicieron los socialistas cuando la modificaron en 2006.

La propuesta del PP tampoco encuentra respaldo en el resto de los partidos. Representantes de las fuerzas parlamentarias insistían a este diario en que la reforma no es ni necesaria ni oportuna y recordaban que el PP, que fue quien redactó originalmente la ley, en 2000, no la reformó mientras estuvo en el poder. De Cospedal, de hecho, fue subsecretaria del Interior entre julio de 2002 y abril de 2004.

"Rebajar la edad penal, como pide el PP, no es la panacea"

Pilar López, vocal socialista en la Comisión de Justicia y ponente en la reforma de 2006, asegura que el PSOE "esta dispuesto a evaluar la ley y analizar si se está aplicando correctamente", pero rechaza de plano apoyar "una reforma que plantea tratar penalmente de manera más dura a los menores que a los adultos". También muy crítico se muestra el diputado de IU, Gaspar Llamazares, quien opina: "[El PP] se olvida siempre de las medidas de reeducación. Su único objetivo es sacar réditos electorales al sufrimiento de las familias". En la misma línea, Joan Ridao, de ERC, recordó que España "tiene el sistema penal más duro de la UE".

Jordi Jané, de CiU, insistió en que "rebajar la edad penal, como pide el PP, no es la panacea". Desde UPyD también se rechaza la propuesta por idéntico motivo: "Endurecer no es la solución". Para el PNV, "no se debe olvidar que lo primero es proteger al menor".

Más noticias de Política y Sociedad