Público
Público
Únete a nosotros

El PP se hace con el control absoluto del Congreso

IU augura una legislatura "calentita" al verse fuera de la Mesa de la Cámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez desde la recuperación de la democracia, sólo tres partidos se sentarán en la Mesa del Congreso, el órgano que gobierna la Cámara. Cuando se constituyan hoy las Cortes que estrenan la décima Legislatura, el PP copará con cinco representantes la Mesa, reproduciendo de esta forma su mayoría absoluta.

Esta asignación de puestos no es inédita. La herramienta institucional que ordena el día a día del Congreso, decide sus Presupuestos y, entre otras decisiones de calado, aprueba o deniega la formación de grupos parlamentarios, cuenta con nueve miembros. La frontera de su control absoluto se sitúa por tanto en cinco representantes, los que se ha reservado el partido conservador.

El PP ya se reservó cinco puestos en el órgano rector del Congreso en 2000

Esta asignación de puestos que hoy privilegiará al PP en la Cámara reproduce milimétricamente la atribución de miembros de la Mesa de la que ya se beneficiaron en legislaturas anteriores PP y PSOE cuando disfrutaron de mayoría absoluta.

En esta ocasión, los socialistas contarán con tres representantes y CiU con uno, para completar la relación de partidos con presencia en la cabina de mando del Congreso. Siempre han sido, al menos, cuatro para garantizar, teóricamente, cierto pluralismo en los debates y decisiones de la Mesa. Ahora serán tres. IU y sus socios de ICV y la Chunta tercera fuerza en votos, con 1.700.000, y cuarta en escaños pretendían también un puesto y no lo han conseguido.

Los socialistas usaron su mayoría absoluta en 1982, 1986 y 1989

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, denunció por eso que la Mesa que presidirá Jesús Posada será 'la menos plural' de la historia democrática y auguró una legislatura 'calentita' basándose en esta actitud. Según denunció, el rodillo del 'bipartidismo' ha 'hurtado democracia y transparencia a la sociedad española'.

Su grupo promete batalla, aunque será simplemente retórica, puramente testimonial, ya que IU nada puede hacer por acomodarse al acuerdo a tres cerrado por los dos partidos mayoritarios junto a CiU. 'Cuanto más democracia y transparencia pide la sociedad, más cerrojos' se imponen, recriminó a las tres formaciones el diputado de ICV Joan Coscubiela, sumándose a las quejas de Cayo Lara.

En cualquier caso, el Reglamento del Congreso no recoge fórmula alguna de proporcionalidad que determine cuál ha de ser la composición de la Mesa, que eligen en votación los parlamentarios. El acuerdo político de la mayoría se impone por esa razón en cada arranque de legislatura por encima de cualquier otro criterio, como el de la pluralidad que invoca IU. Así ocurrirá hoy y así ha venido sucediendo desde 1977 cada vez que las urnas han deparado una mayoría absoluta.

Cayo Lara denuncia que la Mesa será «la menos plural» de la democracia

En el año 1982, el PSOE logró una aplastante mayoría en el Congreso, consiguiendo 202 diputados. Cinco de los nueve miembros de la Mesa que presidía Gregorio Peces-Barba eran del PSOE. La derecha entonces bajo la marca Alianza Popular contaba con dos representantes, UCD y CiU tenían un miembro cada uno.

Cuatro años después, en 1986, el PSOE mantuvo su mayoría absoluta, logrando 184 diputados. De nuevo, los socialistas volvieron a trasladar su poder a la Mesa del Congreso reservándose cinco puestos. El resto se distribuyeron entre AP, CDS, CiU y el Grupo Mixto, uno cada uno. Una vez más cuatro partidos, el gobernante y tres de la oposición, se sentaron en el órgano rector de la Cámara.

Los socialistas aún mantuvieron esos cinco miembros en la Mesa tras las elecciones de 1989, cuando el PSOE quedó a un diputado de la mayoría absoluta al obtener 175 escaños. El PP, recién rebautizado bajo este nombre, tuvo dos, y CiU e IU sentaron a un representante cada uno.

El PP hizo lo propio cuando tuvo ocasión. Repartió puestos en 1996, para garantizarse estabilidad, pero, en el año 2000, cuando los conservadores lograron 183 diputados e hicieron valer el peso de sus escaños, también se reservaron cinco puestos en la Mesa. Los socialistas se resignaron con dos. CiU e IU, con uno cada uno, completaron la representación. La mayoría absoluta en las urnas volvió a equivaler, como ha ocurrido históricamente, a mayoría idénticamente absoluta en la Mesa del Congreso.

Más noticias en Política y Sociedad