Público
Público

El PP desdice al Gobierno y habla ya del rescate a España

El portavoz de Exteriores en el Congreso, José María Beneyto, asegura que la intervención es una posibilidad que "no hay que excluir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiró de optimismo para lanzar un mensaje de confianza tras unas semanas críticas marcadas por las tensiones en los mercados y por una prima de riesgo disparada a niveles de hace casi veinte años. Aseguró que, pese a lo complicado de la situación, España 'no va a naufragar' y que saldrá de la 'borrasca' siempre que cuente con el empujón de los socios comunitarios. 

Sin embargo este domingo, el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, José María Beneyto, ha dejado caer en una entrevista en Efe algo que desde el PP y el Gobierno llevan semanas negando en público, aunque no de manera tan tajante en privado. La intervención aparece ya como un escenario posible aunque en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del pasado viernes, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, descartó un plan de salvación amparándose en el argumento de que España es demasiado grande como para que Bruselas la deje caer

El rescate de España, afirma Beneyto, es una posibilidad que 'no hay que excluir'. De ocurrir, afirma el diputado conservador, la intervención supondría un 'cierto varapalo' y sería una 'mala noticia' para la proyección exterior y la credibilidad de la economía española, si bien no supondría el 'apocalipsis' para el país. Ayer, su jefe de filas también utilizó la metáfora del fin del mundo, pero lo hizo para defender la solidez de España. 'No caminamos por un sendero de rosas, pero no se acerca ningún apocalipsis', aseguró Rajoy en un encuentro en abierto con empresarios en Sitges.

El pasado jueves, el diario económico The Wall Street Journal daba cuenta de la inquietud que, en el FMI, genera la crisis de Bankia y la situación de la economía española. Aunque, tanto Christine Lagarde, su directora gerente, como el ministro De Guindos, negaron la mayor, los tambores de intervención ya han empezado a sonar en las instituciones económicas. Según el rotativo norteamericano, considerado la biblia del periodismo económico, tanto la UE como el FMI quieren evitar el rescate de España 'a toda costa'.

Sin embargo, el departamento europeo del Fondo se ha puesto a trabajar para diseñar una hipotética ayuda, dada la dificultad de que se consigan 10.000 millones de financiación para salvar a Bankia -el FROB sólo tiene disponibles unos 9.000 millones, y la matriz de la entidad necesita 19.000-. El FMI calcula que el préstamo a devolver a tres años ascendería a unos 300.00 millones de euros, 'aunque cualquier rescate podría implicar préstamos más pequeños a corto plazo'. 

 Beneyto también ha alertado de las consecuencias de un hipotético rescate. Si Bruselas, el FMI y el BCE acaban por manejar, sin cortapisas, los hilos de la política y la economía española, el país no escaparía a los drásticos recortes que ya están sufriendo griegos o portugueses. Así, asegura que habría que traspasar 'una serie de líneas rojas del Estado del bienestar y de la estructura constitucional' que se han evitado traspasar hasta ahora y tomar medidas duras como 'bajar el sueldo de los funcionarios o las pensiones' o revisar el Estado autonómico, 'lo caro que tenemos', según el parlamentario del PP. Una situación que, según Beneyto, no tiene por qué acarrear el colapso o el descrédito de sus mandatarios como, a su juicio, tampoco ha ocurrido en Portugal o Irlanda después de que ambos países vieran intervenidas sus fianzas.

El PP dice que, de haber rescate, se traspasarían líneas rojas del Estado del bienestar

'Portugal está viviendo con ello [tras ser rescatada] de una manera relativamente pacífica, e Irlanda ha vivido con ello y ha salido adelante', ha respondido a Efe a la pregunta de si España se puede ver abocada a un plan de salvación.

El hipotético rescate de España, según el portavoz del PP, pondría de manifiesto un 'cierto fracaso del conjunto de Europa' ante la presión que ejercen los mercados sobre Gobiernos que, como el de Mariano Rajoy, cuentan con una 'legitimidad democrática tan fuerte'. Al margen de la repercusión en España, Beneyto ha destacado los efectos que acarrearía para Europa: 'Un empeoramiento de la situación de los países del sur pondría en serio riesgo a la zona euro y el proyecto de UE'.

Preguntado sobre las causas que han llevado a España a la actual situación, Beneyto responde mirando al pasado, donde los conservadores  encuentran siempre argumentos para explicar por qué se ha llegado a la actual situación. 'No se trata de volver a repetir el tema de la herencia, pero los años de Zapatero han sido una devastación de la economía, de la política exterior y de la política interior. También con el tema de los estatutos de autonomía, que nos ha creado la situación en la que estamos sobre Catalunya y el País Vasco', ha comentado.