Público
Público

El PP quiere echar a Bildu de las instituciones "como sea"

Los dirigentes conservadores reaccionan con furia a la decisión del TC y acusan a los socialistas de permitir que la coalición esté en las elecciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión del Tribunal Constitucional de permitir a Bildu concurrir a las elecciones del 22-M ha trazado una línea divisoria en la política española: a un lado, están el PP y varias asociaciones de víctimas del terrorismo, que critican con dureza la decisión judicial; a otro, los que acatan la decisión y, en algunos casos, hasta la comparten: PSOE y todas las demás fuerzas políticas. 

El PP ha reaccionado con rabia y furia a la decisión del Pleno del Constitucional. Dispuesto a hacer un casus belli de la cuestión, sus principales dirigentes, metidos en plena campaña, han opinado a lo largo de toda la mañana del viernes sobre la presencia de Bildu en las elecciones en un tono bastante catastrofista y apocalíptico. También han acusado directamente al PSOE y al Gobierno de permitir que, según ellos, 'ETA esté en las instituciones'. 

Eso fue el mensaje lanzado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. La jefa del PP en Madrid dijo que Bildu es 'una maniobra de los etarras' y que estarán en las instituciones 'porque así lo han querido los socialistas'. Aguirre, tras hacer una referencia cargada de sentimentalismo a las víctimas y a los cuerpos de seguridad, recordó que  a todos sus compañeros concejales del PP en el País Vasco y Navarra que 'se van a tener que sentar en los ayuntamientos junto a quienes les persiguen, amenazan, apuntan y asesinan'.

Poco menos a la misma hora, en un acto electoral en Córdoba, Soraya Saénz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, elevaba el tono de las críticas y recurría a un lenguaje muy guerrero para avisar de que en el PP no se rinden y que estarán 'vigilantes' para sacar de las instituciones 'como sea' a los representantes de dicha coalición.

Santamaría: 'Si hay posibilidad de evitar que sienten ahí, pues que se haga, y si no, después'

En este sentido, Santamaría exigió al Gobierno, 'que extremen el seguimiento de las declaraciones, de lo que podamos ver y oír estos días, para evitar que se sienten en esos escaños', de forma que, 'si desde las elecciones, hasta que haya que proclamar a esos candidatos, hay posibilidad de evitar que sienten ahí, pues que se haga, y si no, después', advirtiendo que en el PP estarán 'vigilantes, para lograr sacarles de ahí como sea'.

El portavoz de los conservadores en materia de Justicia, Federico Trillo, tampoco da la batalla por perdida y afirmó que espera que el Gobierno vuelva a recurrir si hay nuevas circunstancias: sostiene que el informe de la Guardia Civil sobre la relación EA-ETA 'da mucho juego'.

Trillo considera que, con el fallo permitendo a Bildu presentarse a las elecciones, el Tribunal Constitucional 'ha ido hacia atrás diez años'. Espera, además, que el Gobierno vuelva a recurrir si hay nuevas circunstancias y sostiene que el informe de la Guardia Civil sobre la relación EA-ETA 'da mucho juego'.

Luego le tocó el turno al líder del partido. El discurso de Mariano Rajoy, en una comparecencia en la que no se admitieron preguntas de los periodistas (#sinpreguntasnocobertura), fue más tranquilo: dijo que el PP acata pero no comparte la decisión del Tribunal Constitucional porque 'supone un paso atrás evidente en la lucha contra el terrorismo'. El presidente de los conservadores adoptó un tono más solemne cuando dijo que su partido 'va a seguir trabajando con todos los medios legales a su alcance para terminar definitivamente con el terrorismo de ETA en España' y pidió al Gobierno que haga lo mismo.

Haciendo como siempre de poli bueno, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, adoptó un tono más tranquilo para dirigirse al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y pedirle que haga 'algo más que acatar la sentencia' y muestre, como él, 'su decepción' por el fallo del Tribunal Constitucional.

Más noticias en Política y Sociedad