Público
Público

El PP suspende la visita del Congreso al Alcázar de Toledo el 18 de julio

Agustín Conde, presidente de la Comisión de Defensa, alega que le ha surgido un compromiso 'ineludible'. Juzga la polémica por la fecha como 'completamente ridícula'

'Le comunico que por haber surgido otros compromisos ineludibles del presidente de la Comisión, la visita al Museo del Ejército prevista para el día 18 de este mes queda pospuesta hasta nueva fecha'.

Esta notificación por móvil sucinta, recibida hoy lunes por los miembros de la Comisión de Defensa del Congreso y a la que ha tenido acceso Público, es el punto final de una polémica. La controversia germinó el jueves pasado, cuando Joan Tardà, diputado de ERC, agitó la campana de alarma y tachó de 'broma macabra' que el presidente de la citada comisión, el conservador Agustín Conde, hubiese programado para el 18 de julio una visita al Alcázar de Toledo, sede desde 2010 del Museo del Ejército. También José Luis Centella, de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), puso el grito en el cielo. Como Arantza Tapia, del PNV. El viernes, el propio Conde se reafirmaba en sus declaraciones del día anterior y garantizaba que la excursión se mantenía. Y para ese día. Mientras, el malestar iba en aumento: PSOE y CiU cambiaron de planes y anunciaron que se desenganchaban y UPyD renunciaba asimismo a viajar a la capital manchega. Para justificar el plantón, unos esgrimían la coincidencia de la visita con el pleno del Congreso, y otros –los más– se negaban por la inoportunidad de la fecha: recorrer el Alcázar de Toledo, lugar donde se acuartelaron los franquistas, el día del 76º aniversario del golpe de Estado que acabó tumbando la República era juzgado, como mínimo, como un 'despropósito'. Así las cosas, ya se entreveía que PP y su aliado electoral en Navarra, UPN, se quedarían solos .

'No admito lecciones de un partido que dio un golpe a la República', acusa el diputado del PP

Conde, en conversación esta mañana con Público, subrayaba que su decisión de suspender la escapada no tiene 'nada que ver' con la controversia suscitada por los grupos. 'Me ha surgido un compromiso ineludible. Es la razón por la que lo cancelo, sólo esa'. ¿Qué compromiso? 'No suelo comentar mi agenda', ha respondido. El presidente de la Comisión de Defensa ha apuntado que ningún partido le había hecho llegar su malestar, aunque sí había leído 'por prensa' que habían manifestado su decisión de no acudir a la convocatoria 'el PNV, ERC y el Partido Comunista [sic]'. 'Es una polémica completamente ridícula –ha criticado–. No sé si pretende Esquerra que se quite el día 18 de julio del calendario y que pasemos del 17 al 19 y añadamos un 32 de julio. No entiendo por qué esa fecha sí es compatible con un pleno y no con una visita'. Y ha añadido, dirigiéndose a Tardà: 'Lo que no admito es que me dé lecciones un partido que dio un golpe de Estado a la República [en 1934], ni que se pongan en cuestión las credenciales impecablemente democráticas de mi partido'.

El primero en reaccionar a la cancelación del viaje ha sido Centella: 'Nos alegramos de que Conde recule y suspenda la visita, aunque sea buscándose una salida honrosa. Es la decisión lógica y de sentido común. Metió la pata y hemos ganado la partida'. Desde ERC prefieren no valorar los comentarios del diputado del PP. 'No vamos a entrar en más polémicas ni en si hubo o no intencionalidad o no. En cualquier caso, era un error y nos congratulamos de que haya dado marcha atrás', han señalado fuentes del partido republicano. 

El presidente de la comisión ha adelantado que habrá visita al Alcázar 'con toda seguridad', porque entiende que tiene 'mucho interés' para los diputados. Pero ya no será en julio, sino a la vuelta del verano. Para entonces, no habrá mayor problema: la tormenta habrá amainado. 

Más noticias