Público
Público

El PP tergiversa la evolución del fondo de las pensiones

Obvia que ha crecido en 45.000 millones con Zapatero

RAÚL BOCANEGRA

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, lo dijo el viernes pasado y el partido lo ha incorporado esta semana a su argumentario interno tal cual: "El Gobierno está dilapidando el fondo de reserva de la Seguridad Social [el que garantiza el cobro de las prestaciones contributivas, el paro y la jubilación]". Ayer, preguntado por las razones de tal afirmación, Arenas respondió: "Llegamos al Gobierno y nos encontramos la Seguridad Social quebrada. Salimos del Gobierno con la Seguridad Social saneada, siendo nación récord en creación de empleo y con un fondo de reserva extraordinario, que ha ido disminuyendo y al que en los últimos años no se han aplicado todavía los excedentes de la Seguridad Social. [Además] cada vez que disminuye el número de afiliados está disminuyendo el fondo para el futuro".

Arenas obvió en su respuesta que el fondo de reserva tiene ahora 64.000 millones de euros, 45.000 millones más que cuando dejó de gobernar el PP. Sin embargo, en términos relativos, el fondo se ha incrementado poco en los dos últimos años, un 4,89% en 2009 y un 6,63% en 2010 debido a la crisis económica (ver gráfico). En 2008, aumentó un 25%.

El presidente del PP andaluz había acusado al PSOE de "dilapidar" el fondo

Arenas, en su respuesta, apuntaló en dos pilares su afirmación. El segundo de ellos (si se destruye empleo, se reduce el fondo) supone un brindis al sol, según Trabajo. Si desciende la afiliación a la Seguridad Social, es decir, si trabaja menos gente, desciende lógicamente la cuantía del fondo, al caer las cotizaciones.

Así lo resumió Arenas: "El año pasado hubo un descenso de cientos de miles de personas [en la afiliación] y por tanto afecta al fondo de reserva". "Una vez más apostilló, el PP tiene que salir en socorro. Nos tocó en 1996 y nos vuelve a tocar en 2011". Sin embargo, aquí, en rigor, el Gobierno no toma decisión alguna y, por tanto, no puede dilapidar. Los ingresos dependen de la situación económica y del empleo.

Sin embargo, ha crecido en 7.000 millones durante la crisis

El primero de los pilares a los que se refirió Arenas (el Gobierno no dota el fondo de reserva) en su respuesta tiene más sustancia y es una vieja guerra del PP. El fondo de reserva se nutre del superávit de la Seguridad Social, que también se ha producido los dos últimos años a pesar de la crisis y de los malos augurios del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Tradicionalmente, bajo gobiernos tanto de PP como de PSOE, el 90% del superávit se ha destinado al fondo de reserva, según Trabajo. El otro 10% va obligatoriamente a las mutuas para garantizar que se cobren las prestaciones.

Con la llegada de la crisis, el superávit (que en los tiempos de vacas gordas rondaba los 15.000 millones) se ha reducido en los dos últimos años considerablemente (en 2009 fue de 7.000 y en 2010 de 4.000). El Gobierno ejerció entonces su potestad y decidió, de acuerdo con empresarios y sindicatos y con el apoyo de los partidos, excepto el PP, dedicar parte del superávit para ganar liquidez y poder conceder así a las empresas solventes aplazamientos en el pago de cotizaciones para evitar ahogarlas.

El PP calcula que el fondo ha dejado de ingresar 8.000 millones por esta decisión, que ellos también tomaron en una ocasión cuando gobernaban, según Trabajo. A eso, en fin, se refería Arenas cuando habló de "dilapidar". Sin embargo, cuando se supere la crisis, las empresas deberán saldar sus deudas, por lo que nada se perderá, según Trabajo.

Arenas, que fue ministro de Trabajo, rebajó ayer el tono: "Los pensionistas se merecen un gran acuerdo con oposición, sindicatos y empresarios".

Más noticias de Política y Sociedad