Público
Público

El PP ve "tráfico influencias" si el Gobierno
se "mueve" para desimputar a Planas

Los conservadores vinculan la elección de Segarra como fiscal general con la desimputación de Planas y avisan que sería un escándalo. Por esa razón, preguntarán sobre este asunto el miércoles en el Congreso al propio ministro.

El ministro de Agricultura, Luis Planas./EFE

EFE

El PP ha advertido hoy de que el Gobierno incurriría en un "caso muy claro de tráfico de influencias" si se "mueve" para "desimputar" al titular de Agricultura, Luis Planas, y si lo hace en contacto con la que puede ser nueva fiscal general, María José Segarra.

Así lo ha subrayado en rueda de prensa el portavoz adjunto del PP Carlos Floriano, quien, tras advertir de que el Ejecutivo afirma con "mucha rotundidad" que Planas dejará de estar imputado muy pronto, ha preguntado a Delgado si está haciendo "algún tipo de movimiento" o "maniobra" al respecto.

En concreto, ha pedido a Delgado si está hablando del asunto con la fiscal de Sevilla María José Segarra, ha apuntado que ambas están en la "misma facción" de fiscales, en alusión a la Unión Progresista de Fiscales, y ha recordado que Segarra "parece que va a ser propuesta fiscal general del Estado".

Por eso, ha advertido de que, "si la desimputacion de un ministro fuera un pago a cambio del nombramiento de la fiscal general, además de un escándalo sería un caso muy claro de trafico de influencia".

En la comparecencia, Floriano ha explicado que el PP pedirá la semana que viene al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la primera sesión de control a la que va a hacer frente en el Congreso, que explique cuál ha sido la "factura" que ha tenido que pagar para poder llegar a la Moncloa.

También reclamarán los populares por qué Sánchez aceptó la entrada en su Gobierno de un ministro imputado, en alusión al titular de Agricultura, Luis Planas.

El portavoz adjunto del grupo popular Carlos Floriano ha señalado en rueda de prensa que Sánchez "no podrá eludir" ya el control parlamentario la semana que viene y deberá explicar, entre otras cuestiones, por qué su Ejecutivo y el PSOE hablan ya de reformar la Constitución o sugieren el acercamiento de los presos independentistas a Cataluña.

Y también deberá explicar, ha dicho, por qué el Partido Socialista de Euskadi defiende dar las competencias penitenciarias a la Comunidad.

Floriano también ha reprochado a Sánchez haber nombrado a dos ministros que "nunca" debieron entrar en el Ejecutivo, Luis Planas y el ya exministro Màxim Huerta.