Público
Público

Prisión sin fianza para el asesino de la webcam

El arrestado estranguló presuntamente a su pareja, embarazada de cinco meses, y enseñó el cadáver a su padre a través de una webcam.

El joven de 21 años que estranguló presuntamente a su pareja para después enseñar el cadáver por la webcam ha ingresado en prisión provisional comunicada y sin fianza. Así lo ha decretado la juez titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Torrejón de Ardoz. 

El acusado, D.M., que fue detenido en el mismo domicilio donde sucedieron los hechos, ha comparecido ante la juez acusado de los delitos de homicidio y aborto, puesto que la víctima, V.M., estaba embarazada en el momento del fallecimiento.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), ha informado de la decisión de la juez sobre el joven de nacionalidad rumana, quién se ha acogido a su derecho a no declarar. 

Emilio Alcázar, jefe de la Brigada de Policía Judicial en Madrid, ha declarado que el joven presuntamente estranguló a su mujer, V. M., embarazada de cinco meses. Al parecer, la víctima comunicó al agresor su intención de romper la relación y le dijo que el hijo que esperaba no era suyo.

Tras estrangularla, el hombre se comunicó con su padre en Rumanía por Internet, y a través de una webcam le mostró el cuerpo de su compañera. Fue el padre quien, tras hablar con él, alertó de los hechos a la Policía Rumana, la que, a su vez, informó a la Policía Nacional española.

El detenido además aseguró a su padre que en cuanto llegara a casa de la hermana menor de la víctima, de 13 años, también la mataría. La colaboración entre Policías facilitó que los agentes españoles llegarán a la casa de Torrejón de Ardoz antes de que pudiera cumplir la amenaza de matar a la hermana menor.

El joven y su pareja carecían de antecedentes policiales y tampoco hay constancia de que tuvieran relación con mafias o grupos delictivos. Tampoco hay datos de denuncias por violencia de género ni existía ninguna orden de alejamiento.

Parlamentarios y funcionarios de la Asamblea de Madrid se han concentrado a mediodía de hoy cinco minutos en el exterior del recinto como gesto para mostrar la repulsa por este crimen.

El padre del presunto homicida ha asegurando que la víctima "le hacía la vida imposible" a su hijo. Además, añade que le echaba a menudo de casa, teniendo el arrestado que dormir en las escaleras, y que traía a otros hombres al domicilio.

El hombre dice que, al hablar con su hijo tras enseñarle el cadáver de su compañera a través de la webcam, temió que se tirara por el balcón y se lamenta de que tras lo sucedido esté enterrado en vida. 

Según declara el padre, el presunto homicida iba a regresar pronto a Rumanía porque no aguantaba más la situación. Ahora es su progenitor el que quiere viajar a España para estar cerca de su hijo, pero no puede por carecer de medios económicos, motivo por el que ha pedido ayuda al consulado rumano en Madrid.

Por su parte, la madre de la mujer estrangulada también ha hablado, asegurando que desconocía si la pareja tenía problemas, ya que no quería meterse en medio de la relación que duraba "unos cinco años".

Más noticias de Política y Sociedad